Público
Público

Ferrovial achaca a British Airways la mayoría de incidencias en la T5 de Heathrow

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El consejero delegado de Ferrovial, Joaquín Ayuso, aseguró hoy que la mayoría de las incidencias sufridas en la recién inaugurada T5 del aeropuerto británico de Heathrow, controlado por la filial aeroportuaria del grupo, BAA, han sido ocasionadas por British Airways.

En declaraciones a los medios tras la junta de accionistas, Ayuso explicó que "las instalaciones han funcionado bien", dada la complejidad de poner en marcha una terminal de tal magnitud, y que en la actualidad trabaja con British Airways para solventar los problemas.

Desde que ayer se puso en marcha la nueva terminal del aeropuerto londinense se han producido largas colas de pasajeros y se han anulado más de 40 vuelos, al tiempo que se han registrado retrasos en la entrega de equipaje y cancelaciones de la facturación.

En este sentido, Ayuso recalcó que BAA sólo ha sido responsable de problemas con el equipaje en tres vuelos.

Por ello, mostró su confianza en que Heathrow, aeropuerto que utilizan 68 millones de pasajeros al año, se convierta en un "referente mundial" por la calidad de sus instalaciones y de su servicio.

A ello contribuirá en buena medida la T5, que ha supuesto una inversión superior 5.600 millones de euros y que en los próximos meses será utilizada por cerca del 40 por ciento de los pasajeros que transitan el aeropuerto.

En cuanto a la deuda que adquirió Ferrovial tras la compra de BAA, Ayuso manifestó que el grupo "trabaja para refinanciarla durante este año" y que se encuentra "a la espectativa" debido a las actuales condiciones del mercado financiero.

En este sentido, apuntó que mantienen conversaciones preliminares con los bonistas y que, próximamente, comenzará el proceso de diálogo con las agencias de rating.

En cuanto a la venta de World Duty Free, el negocio de tiendas aeroportuarias de BAA, a Autogrill por 743 millones de euros, Ayuso detalló que ha generado unas plusvalías al grupo de 170 millones de euros, que se verán reflejados en la cuenta de resultados de 2008.