Público
Público

Las FFAA colombianas presentan una guía para combatir la violencia sexual

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ministro de Defensa de Colombia, Juan Carlos Pinzón, presentó hoy una guía que regula la conducta exigible a los miembros de las Fuerzas Armadas para prevenir y combatir los delitos de violencia sexual y discriminación en el ámbito del conflicto armado.

Estas directrices, que ya han sido dadas a conocer a los más de 450.000 soldados y policías colombianos, advierten que quienes cometan delitos sexuales se enfrentarán a penas de hasta 32 años de cárcel tras someterse a la Justicia ordinaria, y a tribunales militares especializados.

"Las Fuerzas Armadas de nuestro país se ponen a la vanguardia a nivel mundial con la presentación de un protocolo y una cartilla que enfrenta la violencia sexual con ocasión del conflicto armado", dijo Pinzón en un acto realizado en un hotel de Bogotá.

Según el ministro, en los últimos diez años de conflicto armado cerca de 27.000 mujeres han sido víctimas de violencia sexual, pero sólo en el 2 por ciento de los casos hay responsabilidad de miembros de la fuerza pública.

En cualquier caso, los uniformados colombianos siguen siendo denunciados por agresiones sexuales y según cifras del servicio de Medicina Legal en 2011 se registraron 47 casos de este tipo.

La nueva cartilla contiene disposiciones para evitar la impunidad frente a este tipo de violencia y da prioridad a los casos en los que las víctimas quedan embarazadas o son menores de edad, cuando los agresores son más de dos y si el acto tiene como fin amedrentar.

También da a conocer a la fuerza pública las pautas a seguir cuando se presentan casos de "manoseo, abuso de menores de 14 años y personas cuya discapacidad física sea aprovechada", al tiempo que recomienda dar credibilidad a las denuncias de las mujeres y no incurrir en argumentos machistas que profundicen su condición de víctimas.

La guía califica como "enfermos mentales" a los agresores sexuales y ordena asimismo que cualquier situación de prostitución en las inmediaciones de las bases o cuarteles militares sea denunciada ante los superiores.

Pinzón afirmó que uno de los objetivos del Gobierno y del alto mando es que dentro de las propias fuerzas militares y de seguridad no haya casos de agresión sexual contra ciudadanos.

Precisamente hoy, fue divulgada una entrevista de Sandra Ramírez, la última pareja del fallecido jefe máximo de las FARC, Manuel Marulanda Vélez, alias "Tirofijo", con el diario de izquierda alemán Junge Welt en la que aseguró que las agresiones sexuales de soldados contra mujeres guerrilleras han sido frecuentes.

"Tienen miedo porque los enfrentamos cara a cara y les demostramos que en combate también podemos ser muy duras. Por eso desahogan todo su miedo, toda su ira y toda su impotencia cuando capturan a una compañera", afirmó Ramírez.

El próximo 25 de noviembre se celebra el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

Más noticias en Política y Sociedad