Público
Público

El fiscal pide una "larga pena" de cárcel para el jefe torturador del Jemer Rojo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La fiscalía del tribunal internacional para el genocidio de Camboya, pidió hoy una "larga pena" de cárcel para el jefe torturador del Jemer Rojo, Kaing Guek Eav, alias "Duch", a quien describió como la "personificación de la eficiencia despiadada".

El acusado, conocido como Duch, dirigió el centro de torturas S-21, o de Tuol Sleng, por el que pasaron, de abril de 1975 a enero de 1979, al menos 14.000 presos antes de que ser ejecutados en Choeung Ek, el campo de exterminio situado a las afueras de Phnom Penh, la capital.

En su intervención, el fiscal Chea Leang, señaló que los crímenes que se imputan a Duch "son de tal extrema gravedad y cometidos contra tantísima gente, que es inconcebible otra condena que no suponga una larga pena de cárcel".

Chea Lang no especificó los años de prisión que la fiscalía pide para el acusado, aunque la legislación camboyana establece la cadena perpetua como pena máxima.

"El fue totalmente indiferente al sufrimiento de las víctimas. Era el candidato perfecto para dirigir S-21", apuntó el fiscal durante la segunda vista de la última fase del juicio que comenzó hace unos nueve meses.

A lo largo del proceso, y en diversas ocasiones, el director del centro de torturas al que eran enviadas las personas detenidas para prestar declaración, ha admitido su responsabilidad por los actos de barbarie que allí se cometieron y pedido perdón a las familias de las víctimas, así como a los supervivientes.

El tribunal auspiciado por Naciones Unidas, en el que esta semana la acusación y la defensa presentarán sus argumentos finales, considera que podrá emitir el veredicto del juicio hacia mayo del próximo año.

Duch, de 66 año, es el ex oficial de menor rango del Jemer Rojo que juzgará el tribunal internacional organizado por la ONU y Camboya tras un largo y complicado camino de negociaciones, que comenzó en 1997.

Alrededor de 1,7 millones de personas murieron a causa de la hambruna, enfermedades y las purgas ordenadas por el régimen de Pol Pot durante el periodo que gobernaron el país, desde 1975 hasta 1979.

Aún deben ser juzgados Khieu Samphan, ex jefe del Estado; Nuon Chea, "hermano número dos" e ideólogo de la organización; Ieng Sary, ex ministro de Asuntos Exteriores; y su esposa, Ieng Thirit, ex titular de Asuntos Sociales.

Más noticias en Política y Sociedad