Público
Público

El FMI admite que el rescate benefició más a la Unión Europea que a Grecia

Un documento interno "estrictamente confidencial" describe las incertidumbres que rodean al rescate de Grecia, incluso el FMI fue incapaz de asegurar que fuera sostenible.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha admitido haber cometido errores importantes en los tres últimos años respecto al rescate a Grecia, según un documento interno 'estrictamente confidencial' al que ha tenido acceso The Wall Street Journal. En este informe, la institución reconoce que  subestimó el daño que sus medidas de austeridad podrían causar a la economía de Grecia que ha permanecido en recesión durante años.

La institución que dirige Christine Lagarde forzó, según el informe, sus normas para hacer que la deuda creciente de Grecia  fuera sostenible y que, en retrospectiva, incumplió tres de los cuatro requisitos del FMI para poder recibir ayudas. Durante los últimos tres años se afirmó que la deuda era sostenible, sin embargo, el documento describe las incertidumbres que rodean al rescate 'tan significativas que el equipo era incapaz de asegurar que era sostenible con una alta probabilidad'.

De forma previsible, el FMI hará una versión pública del documento el jueves en el que también afirma que la respuesta a los problemas de Grecia, creada de forma coordinada con la Unión Europea, compró tiempo para limitar la caída del resto de los 17 países que forman la unión monetaria. Sobre esto, admite que el beneficiado del rescate no fue tanto Grecia como el conjunto de la eurozona.

El texto también reconoce que fueron optimistas sobre las perspectivas que tenía el Gobierno griego acerca de su regreso a la financiación de los mercados, así como sobre su capacidad política de llevar a cabo las condiciones incluidas en el programa de rescate.

En el informe aparecen críticas hacia la Comisión Europea (CE) por parte del FMI, ya que, es la Comisión la que tiende a diseñar sus posiciones políticas por consenso, ha mostrado un 'escaso éxito' a la hora de implementar las medidas y no tiene experiencia en gestión de crisis. El Fondo añade, además, que sus socios europeos han dejado de lado el impacto del crecimiento más que el cumplimiento de la normativa, no siendo capaz de contribuir a la identificación de reformas estructurales que mejoren el crecimiento.

Por otra parte,  señala que ninguno de los miembros de la 'troika' -el FMI, la CE y el Banco Central Europeo (BCE)- consideraban el acuerdo 'ideal' y que había 'marcadas diferencias de opinión', especialmente en lo que se refiere a las previsiones de crecimiento. Sin embargo, incide en que a Grecia se le obligó a cumplir unos objetivos fiscales 'cada vez más ambiciosos'.

Más noticias en Política y Sociedad