Público
Público

El FMI desbloquea el sexto tramo de ayudas para Grecia

Olli Rehn felicita a Italia por el plan de ajuste presentado por el gobierno de Mario Monti

PÚBLICO

El Fondo Monetario Internacional (FMI) aprobó el sexto tramo de ayuda a Grecia de 2.200 millones de euros, que forma parte del primer paquete de rescate conjunto con la Unión Europea acordado en 2010 por valor de 110.000 millones de euros. Estos nuevos fondos se suman a los 8.000 millones aprobados en octubre por el Eurogrupo, después de que la llamada troika -la Comisión Europea, el FMI y el Banco Central Europeo- diera el visto bueno a los planes de ajuste y el programa de reformas estructurales de Atenas. Este último desembolso era considerado indispensable para que Grecia pudiera afrontar el pago en diciembre de pensiones y salarios en el sector público.

Las ayudas se desbloquean después de que tanto el Gobierno como la oposición griegos aceptasen, por escrito, cumplir las reformas pactadas y justo el día en que el Ejecutivo griego presidido por el tecnócrata Lucas Papademos aprobó un nuevo presupuesto público que incluye un plan de recortes en el gasto y aumento de los impuestos de 10.000 millones, además de la participación del sector privado en la quita sobre la deuda griega, informa Yiannis Mantás.

Mientras, el vicepresidente de la Comisión Europea responsable de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn,felicitó al Gobierno italiano, presidio por Mario Monti, por el ambicioso paquete de medidas presupuestarias, medidas fiscales y reformas económicas aprobado el fin de semana. 'Este es un paso muy importante para apuntalar las finanzas públicas y apoyar el crecimiento económico, preservando la equidad social, mediante medidas relativas a los impuestos, las pensiones, la reforma de la Administración Pública, las liberalizaciones y los incentivos a las empresas', aseguró Rehn. Además, el Comisario se comprometió a que la Comisión evalúe el nuevo paquete 'en cuanto reciba los detalles'. Y aseguró que 'el conjunto de medidas es oportuno y ambicioso ya que significa un nuevo y necesario enfoque de la política económica'.

Por su parte, en cuanto a la presión a la que los mercados han sometido a España, la ministra de Asuntos Exteriores y Cooperación, Trinidad Jiménez, aseguró que responde a una 'crisis de percepción, y no de realidad'. Jiménez, en un encuentro con la prensa española que tuvo lugar en el marco de la conferencia internacional sobre Afganistán, celebrada en Bonn, aseguró que 'España sigue siendo la octava, novena o décima potencia del mundo'. Y que el problema que tiene es carecer de un sistema de 'apoyo como el de la Reserva Federal estadounidense', informa Patricia Baelo.

Más noticias