Público
Público

El FMI estudia un impuesto sobre los grandes bancos

Serviría de colchón para el futuro y haría la función de la tasa Tobin

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn, avivó hoy el debate sobre la aplicación de algún gravamen específico a la actividad financiera al confirmar que el Fondo está estudiando una 'especie de impuesto' para el sistema bancario de forma que se corresponsabilice de 'los riesgos que ha generado'. El anuncio rememoró la idea lanzada a principio de los años setenta por el Nobel de Economía estadounidense James Tobin, que proponía imponer una tasa del 0,1% sobre las transacciones financieras internacionales.

La intención era recaudar dinero para frenar el impulso especulativo de los banqueros y que además sirviera para ayudar a los países con necesidades de financiación. Y curiosamente el administrador de los ingresos debía ser el Fondo Monetario Internacional.

La idea parte de la cumbre del G-20 en Pittsburgh

Strauss-Kahn descartó sin embargo la aplicación de la tasa Tobin tal y como su ideológo la planteó, por demasiado 'simplista' y difícil de aplicar. Sin embargo, sí ve la necesidad de 'recaudar dinero del sector financiero para crear una especie de fondo que asegure los riesgos o que sirva para financiar a los países de menos ingresos'.

Según Strauss-Kahn, el G-20 hizo el encargo al Fondo de estudiar este posible impuesto que se recoge en el punto 16 del comunicado final bajo el mandato de estudiar la forma en que los bancos contribuyan al esfuerzo que los gobiernos han hecho para reparar el agujero financiero.

Aparentemente, fueron las presiones de Francia y Alemania las que forzaron a hacer este encargo. Tampoco Reino Unido opondría gran resistencia, ya que fue el presidente de su regulador financiero, Adair Turner, una de las voces especializadas que lanzó la idea.

Una tasa sobre las transacciones podría recaudar 20.500 millones al año

'Estamos trabajando en ello', aseguró Strauss-Kahn. Además, su mano derecha en el FMI, John Lipsky, se cuestionó el tipo de impuesto a desarrollar. '¿Es correcto pensar en una carga específica para el sistema financiero? Y, si es así, ¿cómo lo haremos?'. Por lo pronto, Intermón Oxfam ha sugerido al FMI que una tasa del 0,005% en las transacciones 20 veces menos de lo que sugirió en su día Tobin podría recaudar cada año 30.000 millones de dólares (20.500 millones de euros). Con esta u otra fórmula el FMI debe darse prisa, porque el G-20 le ha pedido conclusiones para su cumbre de Corea, en seis meses.

El anuncio de hoy fue hecho en la jornada previa a la cumbre anual del FMI y del Banco Mundial en Estambul, que comienza oficialmente hoy con la reunión de los ministros de Finanzas del G-7 que, según se rumorea, puede desvelar alguna sorpresa en el campo de las divisas y las reservas.

Como antesala al encuentro, Strauss-Kahn y el presidente del Banco Mundial, Robert Zoellick, dibujaron un panorama sombrío para los países pobres el próximo año.

Más noticias en Política y Sociedad