Público
Público

Ford acuerda con Tata la venta de Jaguar y Land Rover, según Financial Times

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Ford ha firmado un acuerdo para vender sus marcas británicas Jaguar y Land Rover a la empresa india Tata Motors, informó hoy en su edición de internet el periódico británico "Financial Times" (FT), según el cual el fabricante estadounidense anunciará este miércoles los detalles del pacto.

Ford ha firmado un memorando de entendimiento para sellar la venta, que está valorada en unos 2.000 millones de dólares, según el diario, que cita a una persona próxima al acuerdo.

Según la fuente, el fabricante estadounidense no hará público el trato hasta haber informado a los trabajadores de ambas marcas.

"Financial Times" apunta en su edición de internet que Ford hará un anuncio antes de que abran los mercados en Estados Unidos este miércoles.

Según la prensa británica, el acuerdo de venta incluye el compromiso por parte del fabricante estadounidense de contribuir al fondo de pensiones de las dos marcas y a que la empresa india compre durante los próximos años motores producidos por Ford.

Ford compró la marca británica de coches de lujo Jaguar en 1989 por 2.500 millones de dólares y en el 2000 adquirió la marca británica de todoterrenos Land Rover por 2.750 millones de dólares.

La política de deshacerse de marcas británicas de lujo arrancó hace un año, cuando Ford vendió Aston Martin a un grupo inversor británico-kuwaití por unos 700 millones de euros.

Ya en junio del 2007, la prensa en EEUU reveló las intenciones del fabricante estadounidense, que atravesaba una grave crisis tras perder 12.700 millones de dólares en el 2006, de deshacerse de Jaguar y Land Rover.

La posibilidad de que Tata se hiciera con ellas se remonta al verano pasado, cuando el presidente del emporio indio, Ratan Tata, reconoció su interés por adquirir Jaguar y Land Rover.

Unos meses después, en enero pasado, el fabricante estadounidense confirmó que la empresa india era la principal candidata a adquirir las marcas británicas del grupo.

Esa declaración de Ford sobre su inclinación a vender Jaguar-Land Rover a Tata reflejaba, a juicio de los analistas, las dificultades que el fabricante estadounidense estaba teniendo para convencer a partes interesadas claves sobre la conveniencia de que el comprador sea una empresa india.

Los propietarios de los concesionarios de vehículos Jaguar en Estados Unidos no eran partidarios de que Ford vendiera la marca a una empresa india y preferían una opción estadounidense por una cuestión de "imagen", según informaba la prensa estadounidense en diciembre pasado.