Público
Público

"La forma de buscar táctil y visual de 'Minority Report' no está tan lejos"

Director del centro tecnológico de búsquedas de Microsoft. Pretende que el buscador Bing sea capaz de interpretar las intenciones del usuario

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Organizar la información que se encuentra en Internet, y que no para de crecer, será uno de los mayores retos a los que se enfrentará la tecnología en los próximos años, según los expertos. Y en el caso de Microsoft Europa, ese reto está en manos de un español. Jordi Ribas (Manresa, 1968) coordina la investigación y el desarrollo de buscadores en las tres sedes Londres, Múnich y París que Microsoft tiene en Europa. Este ingeniero de telecomunicaciones está convencido de que aún se pueden mejorar los algoritmos que se ocultan detrás de los buscadores. Pero también trabaja con lingüistas y antropólogos para crear un programa que reconozca la intención de las palabras que el internauta escribe en el buscador. La apuesta de Microsoft para las búsquedas se llama Bing y está ya en funcionamiento en EEUU.

¿Cuándo se lanzará Bing en España?

Tenemos unas metas internas en cuanto a fechas, pero no vamos a repetir errores pasados. Con el buscador Live Search no hicimos bien en lanzarlo en todo el mundo por el hecho de que se lanzaba en EEUU. Ahora hemos comprendido que para hacer un buscador realmente bueno hay que entender la lengua y la cultura del país en el que se está lanzando. En junio presentamos Bing en EEUU y Canadá, y ahora lo hemos hecho en Reino Unido. En vez de marcarnos una fecha en España, lo que nos hemos marcado es un nivel de calidad. Va a ser cuestión de meses. El proceso que se va a seguir es que los usuarios españoles van a ir viendo mejoras en Bing hasta que esté terminado.

¿Los usuarios buscan de manera diferente en función de dónde se encuentren?

Los temas que la gente quiere encontrar mediante los buscadores son muy parecidos: información local, comparar productos, realizar planes de viaje... Pero hay detalles. Las búsquedas de deportes que se realizan en EEUU no tienen nada que ver con las que se hacen en España. Por eso es importante que el buscador se adapte a la forma de pensar del usuario. Lo primero que hay que plantearse para adaptar un buscador a un país es la manera en la que piensan sus ciudadanos.

'Google se utiliza por costumbre, y cambiar esto requiere mucho trabajo'

¿De qué tipo de adaptación habla?

Cuando alguien busca en Bing desde EEUU el concepto 'fútbol', por ejemplo, el buscador le ofrece resultados de fútbol americano. En Reino Unido, los resultados son de nuestro fútbol. Es sólo un detalle, pero estas son las diferencias que hay que captar en cada temática para que cuando el usuario español utilice el buscador vea que este no sólo aprecia su lengua, sino también su cultura.

¿Es una utopía lograr un buscador semántico?

La semántica es un componente importante, pero no sabemos si será decisivo. Microsoft adquirió PowerSearch,una compañía especializada en búsquedas semánticas, porque creemos que entender más allá del texto, qué hay detrás de las palabras que se introducen en la caja de búsqueda, es muy importante. Estoy seguro de que dentro de diez años no se va a buscar igual que hoy. El sistema de búsqueda que se ve en películas como Minority Report, con una persona que busca moviendo las manos, no queda tan lejos. De hecho, la mesa táctil Surface ya es un acercamiento a ese futuro. Por eso también estamos trabajando con tecnologías de búsqueda visual y semántica. En unos años, las búsquedas se parecerán más a lo que hacía Tom Cruise en esa película que a lo que hemos estado haciendo en los últimos diez años.

Las cifras globales de cuota de mercado muestran que Google mantiene su ventaja sobre Bing. ¿Cómo van a recortarla?

La cuota de mercado de Bing crece en los países en los que se ha lanzado la versión definitiva. La meta que nos ha fijado Steve Ballmer, el director ejecutivo de Microsoft, es convertirnos en el segundo buscador mundial en cinco años.

Pero ahora Yahoo es segundo y aún así está muy lejos del líder...

'Un buscador debe distinguir no sólo el idioma del usuario, sino también su cultura'

No hay que engañarse. Ganar terreno en los buscadores es un esfuerzo que va a costar mucho tiempo. Sería muy positivo para Bing alcanzar, por ejemplo, la cifra que hemos logrado en EEUU (10%) en varios mercados. Cuando yo empecé en Windows Media, tenía un 1% de cuota mercado y en cinco años llegó al 70%. Eso indica que, cuando se habla de tecnología, en poco tiempo las cosas pueden cambiar mucho.

¿Cuánto hay de costumbre y cuánto de utilidad a la hora de decantarse por un buscador?

Cuando hacemos estudios en Microsoft, enfrentamos nuestro buscador con el de Google y mucha gente elige el nuestro. Pero Google tiene un nombre que incluso se ha convertido en verbo. Se utiliza por costumbre y cambiar esto requiere mucho trabajo. Nosotros nos planteamos este proyecto a cinco o diez años. Hay que hacer cosas nuevas, mejores. Tanto nosotros como otros competidores lo tenemos muy difícil y sólo podemos ganar con innovación.

¿Hay algún nivel no explorado?

En los últimos años se ha hecho un esfuerzo en inteligencia artificial, pero no se ha explorado mucho lo que nosotros llamamos 'tecnología avanzada de diseño', crear un buscador en función de lo que necesitan realmente los usuarios, con ingenieros, antropólogos... Si optimizamos inteligencia artificial y diseño podemos crear un producto que sea más interactivo y fácil de usar, y esa evolución es el futuro.

Más noticias en Política y Sociedad