Público
Público

¿Las fotos de los pacientes en las historias clínicas reducen los errores médicos?

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Amy Norton

Colocar las fotos de lospacientes pediátricos en las historias clínicas electrónicasreduciría un tipo de error médico frecuente, según un nuevoestudio efectuado en Estados Unidos.

Las autoridades estadounidenses presionaron a los hospitalesy a los médicos a reemplazar los registros en papel por laversión electrónica, pero esto no eliminó el error humano.

En algunos casos, se harían exámenes o se indicaríantratamientos a pacientes que no los necesitan después de que losmédicos anotaran una indicación en la historia clínicaequivocada.

En el 2009, un programa de mejora de la calidad del Hospitalde Niños de Colorado demostró que esas indicaciones eran lasegunda causa más común de errores en la atención.

"Eso nos sorprendió", dijo el doctor Daniel Hyman, jefe decalidad de la atención del hospital de Aurora, en Colorado, yautor principal del nuevo estudio.

Los médicos cometerían ese tipo de error al tener variashistorias clínicas abiertas en la pantalla, según explicó Hyman.

Para reducir ese riesgo, el hospital modificó su sistemainformático para que cada indicación de realizar un test o untratamiento activara "una pantalla de verificación del pedido",que incluía la foto del paciente pediátrico involucrado. Y esovalió la pena, según publica la revista Pediatrics.

En el 2010, el hospital registró 12 incidentes por unaequivocación en el orden de las historias clínicas.

Al año siguiente, sólo hubo tres incidentes y fueron porquela historia clínica carecía de la foto del niño o la niña.

También se registraron 10 casos en los que se indicó untratamiento o un test al paciente equivocado, pero otroprofesional detectó el error a tiempo, comparado con los 33casos del año anterior.

En uno solo de esa decena de casos, la historia clínicaincluía la fotografía del paciente. "Las fotografías hicieron ladiferencia", opinó Hyman.

LAS CIFRAS PEQUEÑAS SUMAN

Claro que equivocarse de paciente al realizar una indicaciónes apenas una causa de error médico. Y los 12 incidentesocurridos el año previo a la incorporación de las fotografías delos pacientes a las historias clínicas no serían una cifra tanalta en un hospital que atiende a unos 13.500 pacientes por año.

Sin embargo, Hyman señaló que quedaría de relieve un granproblema si se suman todas las pequeñas cifras de los hospitalesdel país.

Un estudio había demostrado que los médicos incluyen entreel 0,3 y el 0,5 por ciento de su "anotaciones clínicas" en lahistoria clínica equivocada, pero esas anotaciones suelen serinformación de la salud de los pacientes y no indicaciones derealizar un test o de iniciar un tratamiento.

Hyman consideró que esta estrategia de agregar las fotos delos pacientes a las historias clínicas sería accesible para loshospitales.

El hospital de Colorado obtuvo una fotografía digital decada paciente que consultaba allí. "La tecnología necesaria esbastante económica", indicó Hyman.

Un inconveniente que puede surgir, según apuntó el autor, esque los padres se nieguen a que se fotografíe a sus hijos."Algunos argumentan cuestiones de privacidad, pero deberíansaber que se trata de una medida de seguridad (para sus hijos)",agregó.

FUENTE: Pediatrics, online 4 de junio del 2012