Público
Público

Los franceses "Rinôçérôse" acercan a España su "Futurinô"

EFE

Fundada hace más de una década por dos doctores en Psicología que osaron fusionar rock y electrónica, la banda francesa Rinôçérôse visita España para presentar en concierto su sexto disco, "Futurinô", un álbum en el que profundizan en su relación con el arte.

Un trabajo que esta banda, que se ha ganado fans como Moby, Massive Attack o Iggy Pop, presenta esta noche en la sala La Riviera de Madrid, dentro de una gira que les llevó a actuar ayer en la sala Apolo de Barcelona y les llevará mañana a la sala Industria Copera de Granada.

Y lo harán acompañados de Electronic Shadow, un grupo de artistas digitales contemporáneos con el que han trabajado en este disco, un álbum en el que querían "elaborar más las letras, la composición" de las canciones y profundizar en su relación con el arte, según cuenta a Efe en una entrevista telefónica el guitarrista Jean-Philippe Freu.

El bajo Patrice Carrié y Freu son doctores en Psicología. En 1996 fundaron esta banda en Montpellier, volcando en ella sus raíces rockeras y su pasión por la electrónica y bautizándola con un nombre que encierra una curiosa historia.

"El arte en los 50 era muy intelectual, pero hubo gente interesada en el arte hecho por gente que no sabía nada de arte o por locos, es el Art Brut, un arte más físico, más directo, más extraño y más poderoso".

"Es el caso de Gaston Duff, un hombre loco que hizo una serie de cuadros de rinocerontes y cada vez escribía el título de una forma distinta. Nosotros nos quedamos con esta que parece una palabra temblando", explica el guitarrista.

Pese al éxito de una banda que tiene seguidores en Japón o Noruega, Jean-Philippe Freu aún trabaja como psicólogo, dando dos días a la semana clases en la Universidad de Montpellier. Y asegura que sus dos caras, las de psicólogo y la de músico, no tienen nada que ver, o por lo menos conscientemente.

"No soy consciente de si la Psicología me afecta cuando compongo o cuando actúo, yo no lo siento así. Creo que en la carrera musical sólo tengo que emplear la Psicología en asuntos como gestionar la banda", explica.

Pero también supone que el intercambio de energía entre el escenario y el público debe de tener algo que ver con una terapia: "Hace un par de semanas, una amiga vino a un concierto nuestro en París. Me dijo que entró muy deprimida y que salió con el ánimo levantado, eso es lo que se supone que hace una terapia".

El título de su nuevo disco, "Futurinô" juega con las palabras "Future is now" (el futuro es ahora) y es que a Jean-Philippe Freu el único futuro que le importa es "el presente".

"El futuro de la música es muy difícil de imaginar y el de la sociedad pues, en este momento de crisis, creo que debería plantearse alejarse del consumismo y acercarse más a la espiritualidad, al amor y al sexo", apunta este músico.

"Panic Attack", "Time Machine" o "Touch City" son algunas de las diez canciones de este nuevo álbum en el que, como han hecho en sus anteriores trabajos, se han rodeado de colaboraciones como los cantantes Ninja (The Go-Team) o Mark Gardener (Ride).

Más noticias de Política y Sociedad