Público
Público

Fuego cruzado entre Tomás Gómez y la dirección del PSOE

El líder del PSM asegura que el partido que dirige Rubalcaba "hoy no tiene credibilidad", y Óscar López le responde que "en algunos sitios más que en otros"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El motivo ha sido, esta vez, la 'credibilidad' que despierta el PSOE entre la ciudadanía. Ha sido ese el detonante de una nueva batalla dialéctica entre el secretario general de los socialistas madrileños, Tomás Gómez, y a la dirección federal del partido. El líder del PSM se ha vuelto a erigir en la cara visible del sector que, según explican quienes le rodean, defiende una nueva estrategia de oposición por parte del equipo de Alfredo Pérez Rubalcaba. 

La mecha la encendía Gómez por la mañana, durante una entrevista en RNE en la que el líder de los socialistas madrileños respondía sobre las últimas encuestas publicadas por diferentes medios, que apuntan a un empeoramiento de la valoración de Rubalcaba por parte de los ciudadanos. A pesar de que Gómez ha insistido en que él no cree en los sondeos, sí que ha considerado necesario que el principal partido de la oposición deba 'construir una alternativa' a las políticas del Gobierno. Preguntado sobre si Rubalcaba es capaz de liderar esa alternativa el máximo responsable del PSM respondía: 'No es un problema de líderes, es un problema de proyecto político. Y el proyecto lo encarna un líder que tiene que generar confianza y credibilidad'. Pero la polémica la ha suscitado cuando, a renglón seguido, Gómez ha afirmado que 'hoy el PSOE no tiene credibilidad'. 

Un nuevo desafío que no ha parecido sentar nada bien en la sede federal del PSOE, ubicada en la calle Ferraz de Madrid. Por primera vez, la dirección de los socialistas ha respondido a una de las críticas del secretario general de los socialistas madrileños. En la rueda de prensa posterior a la reunión de la comisión permanente del partido, su secretario de Organización, Óscar López, no ha podido resistirse a la hora de matizar la afirmación de su compañero de filas. A la pregunta de una periodista sobre la credibilidad del PSOE que ha sido puesta en cuestión por Tomás Gómez, López respondía: 'En algunos sitios más que en otros'. 

Fuentes cercanas al líder del PSM han negado en declaraciones a Público que la dirección federal del partido esté molesta con las últimas declaraciones de Gómez. Creen que el enfado del equipo de Rubalcaba se debe a que 'varios secretarios generales que le apoyaron en el Congreso de febrero', le han puesto 'un plazo' para mejorar en las encuestas y, en su caso, convocar unas elecciones primarias para dar con el candidato socialista de las próximas elecciones generales. Consideran, esas mismas fuentes, que dentro del PSOE hay una 'corriente' que piensa que 'hay que espabilarse y ponerse las pilas' para que los socialistas vuelvan a recuperar la confianza ciudadana, y se esfuerzan por dejar claro que Gómez no hace 'una oposición destructiva', sino que es 'una oposición leal'.

Desde la dirección federal afirman, por el contrario, que no existe esa oposición interna y que el PSOE 'está en la tarea de ser un partido de mayoría social', y no en la convocatoria de unas elecciones primarias ni en la valoración de supuestas disputas internas. En rueda de prensa, Óscar López quiso hacer hincapié, además, en que según las últimas encuestas 'la mayoría prefiere a Rubalcaba, antes que a Rajoy'. 

Al paso de la polémica salió el presidente de Andalucía, José Antonio Griñán. Él, que en el Congreso federal de Sevilla estuvo más cerca del entorno de Carme Chacón que en el de Rubalcaba, ha considerado que 'la ejecutiva federal del PSOE está acertando en el diagnóstico y en la oposición', informa Efe. Preguntado por los medios de comunicación por el posible interés de algunos dirigentes socialistas por adelantar las primarias del partido, Griñán ha respondido que le parece 'tan poco urgente y tan poco necesario' que no puede 'más que rechazarlo'.