Público
Público

Fumar marihuana durante el embarazo afectaría desarrollo fetal

Reuters

Fumar marihuana durante elembarazo podría alterar el desarrollo y el crecimiento delfeto, según indicó un nuevo estudio.

Los problemas de desarrollo, en especial de lacircunferencia de la cabeza, en el momento del nacimientoaumentan el riesgo de que el bebé tenga problemas cognitivos yde conducta.

Está comprobado que fumar cigarrillos en el embarazo alterael crecimiento fetal, pero no existen evidencias concluyentesde los efectos de la marihuana.

En el nuevo estudio, un grupo de científicos en Holandaevaluó a más de 7.000 embarazadas, de las cuales el 3 porciento había fumado marihuana durante por lo menos los primerosmeses.

El resultado que hallaron fue que los bebés de lasconsumidoras de la droga tendieron a pesar menos y a tener unacabeza más pequeña que el resto de los bebés.

Es más: a mayor duración del consumo en la gestación, mayorimpacto en la talla al nacer, lo que sugiere una relacióndirecta con la droga.

La mayoría de las usuarias de marihuana también fumabatabaco, pero la primera droga superó los efectos del cigarrillocomún. De hecho, afectó mucho más la talla al nacer, publicóJournal of the American Academy of Child and AdolescentPsychiatry.

Todo esto sugiere que el consumo de marihuana, aun alprincipio del embarazo, tiene efectos irreversibles en elcrecimiento del feto, escribió el equipo de Hannan El Marroun,del Centro Médico de la Universidad Erasmus, en Rotterdam.

Para evitarlo, las consumidoras deberían abandonar lamarihuana antes de quedar embarazadas.

El estudio incluyó a casi 7.500 mujeres que esperaban unbebé y respondieron sobre el consumo de alcohol, tabaco ydrogas. Los científicos controlaron con ultrasonido elcrecimiento fetal en los tres trimestres de embarazo.

En total, 214 mujeres dijeron que habían fumado marihuanaantes y durante el principio del embarazo. El 81 por cientoabandonó al conocer la noticia, pero 41 mujeres siguieronfumando durante toda la gestación.

Las fumadoras de marihuana tuvieron bebés más pequeños,sobre todo las que no dejaron de fumar. Las que sólo lo habíanhecho al principio del embarazo tuvieron bebés 156 gramos máspequeños que las que no habían usado la droga.

Las futuras mamás que siguieron fumando más allá del primertrimestre de embarazo tuvieron bebés 277 gramos más pequeños.

Según el estudio por ultrasonido, el uso de marihuana sóloal principio del embarazo restó unos 11 gramos de crecimientofetal por semana, mientras que el consumo en todo el embarazoredujo unos 14 gramos por semana. El tabaco sólo alteró eltamaño del bebé en alrededor de 4 gramos en el mismo período.

Se observaron patrones similares al evaluar el aumento dela circunferencia de la cabeza fetal.

Según el equipo, el consumo materno de marihuana podríaalterar el crecimiento fetal por varios motivos. Al igual quefumar tabaco, impediría que el feto reciba oxígeno. También esposible que los derivados de la marihuana afecten directamenteel desarrollo de los sistemas nervioso y hormonal del bebé.

Finalmente, las embarazadas que consumen marihuana podríantener otros factores en su vida, como una mala alimentación oestrés crónico, que favorecerían los problemas de desarrollofetal.

FUENTE: Journal of the American Academy of Child andAdolescent Psychiatry, diciembre del 2009

Más noticias de Política y Sociedad