Público
Público

Funeral conjunto del policía que presuntamente mató a su mujer y se suicidó

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Cientos de vecinos de Albox (Almería) han arropado esta tarde a los dos hijos de Juana Carmona y su marido, el policía local Joaquín Jiménez que la mató y se suicidó ayer, durante el funeral conjunto oficiado en la localidad almeriense.

La ceremonia se ha celebrado a las 16.30 horas en la parroquia de la Concepción, ubicada en el barrio de la Loma de Albox, en cuyas inmediaciones se han agolpado numerosos vecinos que han querido expresar su apoyo a la familia de los fallecidos.

Según ha narrado a Efe el alcalde de Albox, José García Navarro, tras el oficio de la misa, que se ha prolongado durante alrededor de una hora y que ha sido "muy íntima", los cuerpos de ambos han sido trasladados al cementerio municipal, donde han recibido sepultura.

La despedida de Juana y de Joaquín, agente de la Policía Local durante más de treinta años, ha transcurrido sin ningún tipo de incidente, aunque se han vivido algunos momentos de tensión al agolparse a las puertas del tempo numerosas cámaras de televisión, cuyos profesionales han sido increpados por algunos de los familiares del matrimonio.

García Navarro ha detallado que los allegados de la pareja han trasladado la sensación de que lo ocurrido "se ha sacado de contexto", al calificar el suceso desde el primer momento como un acto de violencia machista, cuando "podría haber sido un accidente".

La muerte de la pareja se produjo durante la madrugada de ayer en el garaje del domicilio familiar, ubicado en el paraje de Los Segovias, donde ambos residían junto a una hija.

Cuando ésta llegó a la casa, sobre las 2.45 horas, halló tendido en el suelo el cuerpo de su madre ya fallecida y a su padre, quien pereció una hora después en el hospital de la Inmaculada de Huércal-Overa (Almería).