Público
Público

Una furgoneta bomba interceptada y cuatro etarras detenidos

Las detenciones se han efectuado en Francia y Portugal. Uno de los presuntos terroristas conducía una furgoneta cargada de explosivos.

PÚBLICO / AGENCIAS

Dos supuestos etarras han sido detenidos en Portugal cuando huían de la Guardia Civil tras ser interceptada la furgoneta que dirigían cargada con explosivos en Bermillo de Sayago (Zamora). Así lo ha confirmado hoy la subdelegada del Gobierno en la provincia, Pilar de la Higuera. Los detenidos se suman a los otros dos que ayer efectuó la policía francesa de Clermont-Ferrant, y que han sido identificados como Iñaki Iribarren Galbete y Eider Uruburu Zabaleta.

El Gobierno ha confirmado este mediodía que la furgoneta con explosivos  interceptada se dirigía hacia Portugal y el material explosivo no estaba preparado para estallar de forma inmediata.

El delegado del Gobierno en Castilla y León, Miguel Alejo, ha explicado que los dos presuntos terroristas de ETA que fueron detenidos posteriormente en Portugal en esta operación policial son el hombre que conducía la furgoneta y una mujer que viajaba en un coche lanzadera.

Los arrestos se produjeron en Portugal después de que una patrulla de la Guardia Civil integrada por dos agentes efectuara anoche un control rutinario de vehículos en el casco urbano de Bermillo de Sayago, en la carretera CL-527, en el que se dio el alto al conductor de la furgoneta.

Cuando los agentes iban a abrir el maletero de la furgoneta para ver lo que llevaba en su interior, el conductor aprovechó para escapar y cogió el coche de los agentes de la Guardia Civil, en el que huyó en dirección a Fermoselle (Zamora), desde donde cruzó la frontera de Bemposta antes de ser arrestado ya en Portugal.

La información facilitada por las fuerzas de seguridad españolas a las portuguesas permitió detener posteriormente a la mujer que viajaba en el coche lanzadera.

Los agentes que dieron el alto el furgoneta comprobaron que había explosivos, por lo que fueron desalojados los edificios colindantes al lugar donde quedó aparcado el vehículo y se dio aviso al servicio de desactivación de explosivos Tedax, ante la posibilidad de que se tratara de una furgoneta-trampa que estuviera lista para explotar.

Sin embargo, los especialistas en explosivos de la Guardia Civil descartaron esta posibilidad y recogieron tanto los explosivos como otro material, cuya composición aún no se ha revelado para evitar entorpecer la investigación.

En la actualidad, también se está investigando tanto el tipo de material explosivo como si los dos supuestos terroristas tenían alguna vinculación con los detenidos ayer en Francia.

Las fuerzas de seguridad han identificado, a la espera de la confirmación definitiva, a los dos presuntos etarras detenidos la pasada tarde en Clermont-Ferrand, en el centro de Francia, como Iñaki Iribarren Galbete y Eider Uruburu Zabaleta, han informado fuentes de la lucha antiterrorista.

Ambos fueron detenidos la pasada tarde a los dos presuntos etarras cuando se disponían a acceder a un zulo de la banda terrorista en Clermont-Ferrand. Los dos iban armados y sin identificar.

Según las fuentes, en el depósito camuflado de ETA, que había sido descubierto hace días por la Guardia Civil, se habría encontrado una cantidad indeterminada de explosivos.

Ambos figuran en la lista de los terroristas más buscados, cuyas fotografías y fichas personales aparecen en la página web de la Guardia Civil.

Eider Uruburu fue condenada a un año de prisión en julio de 2005 por un delito de exaltación del terrorismo cometido durante una concentración no autorizada, organizada tras la muerte del etarra Arkaitz Otazua en un tiroteo con la Ertzaintza en el alto de Herrera (Alava).

Más noticias de Política y Sociedad