Público
Público

Gadafi critica que Bruselas dirija la UPM y advierte que los árabes no aceptarán la división

EFE

El líder libio, Muamar el Gadafi, criticó hoy que el proyecto de Unión por el Mediterráneo (UPM) "esté dirigido por Bruselas" y advirtió de que los miembros de la Liga Árabe "no aceptarán la dispersión de sus filas " y que los países africanos "rechazan que se atente contra su unidad".

En una intervención en la apertura de la mini-cumbre árabe de Trípoli dedicada a fijar una posición común sobre la UPM, Gadafi denunció que "es la parte europea la que ha reflexionado y decidido sola este proyecto y ha pedido a los países árabes que lo acepten", según la agencia oficial libia Jana.

Además del líder libio, en la reunión de Trípoli participan los presidentes de Argelia, Abdelaziz Buteflika; de Túnez, Zini El Abidiní Ben Ali; de Siria, Bachar el Asad, de Mauritania, Sidi Ould Cheikh Abdalá, y el primer ministro de Marruecos, Abás El Fassi.

"Es la parte europea que ha reflexionado, decidido y cortado y nos pide que nos vistamos con lo que ella ha cosido", afirmó el líder libio ante sus colegas árabes.

Gadafi indicó que la Unión Europea (UE), "que persigue su cohesión, ha rechazado el proyecto inicial del presidente francés, Nicolás Sarkozy, ya que no quería permitir una división de la Unión".

"No está permitido al sur de Europa integrar otros mecanismos al margen de la UE, y África y la Unión Africana (UA) no permiten al norte del continente integrar un mecanismo que corre el riesgo de atentar contra la UA", aseveró.

Asimismo, dijo que los países árabes "no permiten una dispersión de las filas de su Liga y una destrucción de su frente".

"Los árabes tienen una institución que se llama la Liga Árabe, que no tienen intención de cancelar. Todo el mundo en el Mediterráneo debe tener en cuenta esta consideración. Nosotros somos también miembros de la Unión Africana, ante la cual tenemos compromisos y eso debe ser tenido en cuenta", recalcó.

El líder libio aseguró que el proyecto de la UPM "es una idea pasajera y momentánea" y que los países árabes rechazan "sacrificar lo que es esencial, la unidad de la nación árabe y de la africana, frente a proyectos de inversión pasajeros".

La mini-cumbre de Trípoli, a la que estaba prevista la asistencia también del presidente egipcio, Hosni Mubarak -cuya presencia no ha sido confirmada- intentará adoptar una posición común frente a la UPM, aunque no tiene previsto aprobar ninguna declaración conjunta.

El proyecto de Sarkozy ha desatado hasta el momento algunas reticencias en algunos países árabes y del Magreb, especialmente Libia y Argelia.

El encuentro se produce cuatro días después de la reunión el pasado viernes en Argel del Foro Mediterráneo, que reagrupó a once ministros de Exteriores de los países ribereños sobre este mismo asunto.

En la capital argelina, varios países magrebíes expresaron sus reservas sobre el proyecto, que debe ser lanzado oficialmente en una cumbre en París el próximo 13 de julio.

Más noticias de Política y Sociedad