Público
Público

Garzón procesa a la portavoz de Askatasuna Oihane Agirre por integración en ETA

EFE

El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón ha procesado hoy a la portavoz y dirigente de la ilegalizada Askatasuna, Oihana Agirre García, por un delito de integración en organización terrorista.

El magistrado sostiene en su auto que Agirre está integrada en Askatasuna -sucesora de la también ilegalizada Gestoras Pro Amnistía- desde, al menos, 2006 y hasta el momento de su detención, el 2 de octubre de 2007, cuando fue arrestada junto al portavoz de Batasuna, Joseba Álvarez, por los incidentes ocurridos durante una manifestación ilegal convocada un mes antes en San Sebastián.

En el desarrollo de su "responsabilidad" como dirigente de Askatasuna en Guipúzcoa, apunta el auto, comunicó en diferentes ocasiones a la Consejería de Interior del Gobierno vasco la convocatoria de manifestaciones vinculadas a la organización de apoyo a los presos de ETA.

En concreto, detalla el juez, la convocadas en San Sebastián, Baiona, Bilbao, Pamplona y Vitoria en septiembre de 2006.

Garzón la sitúa además como portavoz de Askatasuna ya que ha comparecido en diversas ruedas de prensa junto a otros representantes de la asociación, así como en un acto de homenaje a tres etarras fallecidos en el barrio donostiarra de Morlans.

Según el magistrado, Agirre también difundió un comunicado el 10 de noviembre de 2006 con el objetivo de convocar unas manifestaciones en apoyo al entonces preso de ETA José Ignacio de Juana Chaos.

Para Garzón, la integración de Agirre se desprende además de la documentación intervenida en su domicilio, donde hallaron, entre otros, un "amplio conjunto" de documentos sobre el funcionamiento interno de Askatasuna, así como escritos relativos a las actividades de Batasuna, entre los que figuraba un manual para el control de la actividad en San Sebastián, lo que, para el juez, demuestra que interviene también en Ekin.

Oihana Agirre, que ingresó en prisión provisional el 5 de octubre de 2007 por orden de Garzón, salió de la prisión de Brieva (Ávila) el 11 de diciembre de 2008 tras abonar una fianza de 12.000 euros.

Garzón motivó la detención de Agirre y Álvarez en que los dos participaron, organizaron, convocaron o indujeron a la manifestación ilegal del 9 de septiembre en apoyo de los presos de ETA, en la que fue detenido el portavoz de Askatasuna Juan María Olano.