Público
Público

Gasol acaricia el anillo de la NBA

Los Magic esperan un milagro para remontar una eliminatoria que podrían ganar los Lakers si vencen esta noche

EFE

Ningún equipo ha remontado un 1-3 adverso en la historia de las finales de la NBA, pero a pesar de ello, los Magic de Orlando confían en sus posibilidades frente a unos Lakers que quieren ya el anillo, aunque saben que la serie podría decidirse en Los Ángeles.

El quinto partido de la final se disputa esta noche a partir de las 2 horas en el Amway Arena, de Orlando.

"Cuando estás en una situación así, la clave es creer aún en que se puede ganar el campeonato", dijo al término del entrenamiento del sábado Stan Van Gundy, entrenador del equipo de Florida. "Vamos día a día, partido a partido, posesión a posesión. Nuestro objetivo, desde el principio, fue el anillo", añadió.

El mensaje, sin duda, caló en su equipo, conjurado para brindar al público local una victoria más que acerque a los Magic en la serie final.

"Queremos brindar a la gente algo con lo que puedan mirar hacia adelante en Los Ángeles", comentó el pívot Dwight Howard, en alusión a los hipotéticos sexto y séptimo partidos, que se disputarían en el Staples Center, el pabellón de los angelinos.

"Va a ser un buen espectáculo", advirtió la gran figura de los Magic, de 23 años. "Aún creemos en la victoria. Estamos preparados y queremos intentar hacer historia; nos dolió mucho la derrota en el cuarto partido, pero a pesar de ello nuestros espíritus están elevados", añadió Howard.

El alero turco Hedo Turkoglu recalcó que la plantilla tiene fe ciega en remontar la serie. "No nos importa el 1-3, creemos en nosotros mismos y vamos a salir con confianza y al máximo de nuestras posibilidades", afirmó.

Más noticias de Política y Sociedad