Público
Público

Gasol sufre un esguince de tobillo moderado y será baja por dos semanas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ala-pívot español Pau Gasol, de Los Angeles Lakers, pudo respirar con cierta tranquilidad cuando los médicos en Houston le dijeron que el esguince del tobillo izquierdo que sufrió el viernes ante los Hornets de Nueva Orleans no es grave sino moderado.

Gasol se sometió el sábado a un examen de resonancia magnética, en el Memorial Hermann Hospital de Houston, que le sacó de dudas ante la incertidumbre que pudiese tener algún tipo de daño en los ligamentos.

"No se ha dado fractura y es eso el algo muy positivo, pero de cualquier manera tendré que reposar y hacer bien las cosas para recuperarme los antes posible", comentó Gasol.

Sin embargo, Gasol, que permanece con el equipo, no podrá jugar en al menos los tres partidos que aun le quedan a los Lakers en la gira de cuatro fuera de su campo.

El próximo será hoy, domingo, frente a los Rockets de Houston que buscan el triunfo consecutivo número 22, la segunda mejor marca en la historia de la NBA y también ponerse de líderes solitarios en la Conferencia Oeste, que ahora comparten con los Lakers (45-20).

Tampoco podrá enfrentarse contra los Mavericks de Dallas, el próximo martes, los Jazz de Utah, el jueves, para regresar a su campo del Staples Center y recibir el viernes a los SuperSonics de Seattle.

"Relativamente son buenas las noticias que he recibido sobre la lesión, pero como mínimo pienso que voy a estar dos semanas de baja, el mismo tiempo que pase cuando me lesioné también en el tobillo izquierdo durante el campo de entrenamiento de los Grizzlies de Memphis", explicó Gasol.

El jugador español se torció el tobillo apenas cuando se llevaban sólo dos minutos y 31 segundos del partido que disputaron y perdieron los Lakers por 108-98 ante los Hornets.

Gasol intentó una canasta de gancho, que fallo, y cuando fue a buscar el rebote ofensivo, cayó sobre el pie de su compañero, el serbio Vladimir Radmanovic para sufrir el esguince.

"No hay ninguna duda que Pau no podrá jugar en los próximo partidos de la gira, aunque no descartamos nada", declaró John Black, el portavoz de los Lakers. "Sera examinado de nuevo por los doctores dentro de tres días y esperamos recibir buenas noticias".

Black dijo que no eran las mejores noticias las que habían recibido de los médicos, pero tampoco no había sido algo "horrible", de ahí que no hayan querido poner una fecha para la recuperación de Gasol, que oficialmente está como baja indefinida.

Gasol se une a los hombres altos lesionados como los pivotes Andrew Bynum (rodilla), que no volverá hasta el mes de abril, y Chris Mihm (tobillo).

Además, su estrella, el escolta Kobe Bryant, está jugando con la rotura de ligamentos del dedo meñique de la derecha y no pasará por el quirófano hasta que concluya la temporada y los Juegos Olímpicos de Pekín 2008.

El alero francés Ronny Turiaf volverá a ocupar el puesto de pívot titular, mientras que jugadores como Lamar Odom y Luke Waltón podrán ofrecerle ayuda en el trabajo dentro de la pintura.

La presencia de Gasol, con promedios de 19,9 puntos y 8,3 rebotes desde que fue traspasado por los Grizzlies de Memphis, ha sido decisiva para los triunfos de los Lakers y su liderazgo en la Conferencia Oeste, que ahora comparten con los Rockets.

Los Lakers ya están mentalizados para el cambio en el juego ante la ausencia de Gasol y tanto el entrenador del equipo, Phil Jackson, como el escolta Kobe Bryant reconocieron después del entrenamiento en las instalaciones de los Rockets que estaban preparados para que los hombres menos altos volviesen a ser protagonistas.

"Está claro que no vamos a tener muchas oportunidades en el juego interior como cuando está Pau, pero podremos utilizar la velocidad y controlar la energía de los Rockets", comentó Bryant. "Va a ser un partido muy difícil, porque ellos son muy buenos".