Público
Público

Un gendarme herido en un tiroteo con dos presuntos etarras

Los dos presuntos terroristas intentaban robar un coche en el sureste de Francia.

GUILLERMO MALAINA


Ver mapa más grande

 

Un agente de la Gendarmería resultó este lunes herido de un disparo en una mano, en un nuevo encontronazo en Francia con dos presuntos miembros de ETA.

El suceso se produjo pasado el mediodía en Saint Enimie, una pequeña localidad turística, de poco más de 500 habitantes, situada en el sureste de Francia y a 190 kilómetros al norte de Montpellier.

Según informaron fuentes de la Gendarmería local, el encuentro y posterior tiroteo tuvieron lugar cuando los dos supuestos miembros de ETA acababan de robar un vehículo en una zona de esta localidad muy poco frecuentada.

Según la reconstrucción de los hechos ofrecida por las mismas fuentes, la patrulla de gendarmes acudió al lugar, tras conocer la denuncia del dueño de la mono volumen sustraída, una Citröen Picasso. Al parecer, uno de los dos supuestos activistas de la organización terrorista aprovechó que ésta tenía las llaves puestas para montarse en su interior e iniciar la huida del lugar, mientras que su compañero le seguía de cerca en un segundo vehículo. La marcha se alteró de pronto, a los pocos kilómetros, cuando se cruzaron con la patrulla de gendarmes.

Los agentes identificaron de inmediato la mono volumen recién robada y, sin saber aún que podría tratarse de presuntos miembros de ETA, iniciaron una persecución para su captura. Al cabo de poco, los activistas decidieron abandonar un vehículo y continuar juntos en la furgoneta recién hurtada. Siempre según la versión ofrecida por la Gendarmería gala, fue en ese preciso momento cuando los agentes intentaron detener la marcha de los presuntos etarras y se produjo el tiroteo. El activista que iba sentado en el asiento del copiloto sacó su pistola por la ventana para realizar dos disparos contra los agentes. Una de las balas le hirió a uno de ellos en una mano.

Uno de ellos hizo dos disparos por la ventana del copiloto

La Gendarmería puso en marcha poco después el Plan Epervier (Gavilán) para intentar localizar a los dos presuntos etarras, en una operación dirigida por Subdirección Antiterrorista (SDAT) de la Policía Judicial. En la búsqueda, participan tres helicópteros, y el peinado ha trascendido ya el departamento de Lozere para ampliarse por las regiones de Midi-Pirineos y Aquitania.

La Comisión Ejecutiva del PSOE trasladó todo su apoyo al gendarme herido, que fue operado y cuya vida no corre peligro. En un comunicado, destacó también la importancia de la cooperación internacional y la colaboración policial entre Francia y España en la lucha contra la banda terrorista ETA. En esa línea, trasladó su respaldo a la ministra del Interior francesa, Michèle Alliot-Marie.

Más noticias de Política y Sociedad