Público
Público

La Generalitat mantiene el decreto de sequía y las medidas excepcionales

EFE

El gobierno catalán ha considerado hoy muy positivamente las lluvias caídas en los últimos días pero mantendrá el decreto de sequía en vigor, así como todas las medidas excepcionales adoptadas para afrontar la falta de agua, y no pedirá que se reconsidere el proyecto sobre el minitrasvase del Ebro.

El gobierno de la Generalitat ha estudiado esta mañana la situación de los embalses tras las lluvias caídas en los últimos días y, según la consellera de Justicia, Montserrat Tura, que ha actuado como portavoz, no modificará las medidas adoptadas hasta ahora para tratar de garantizar el abastecimiento de agua.

El decreto catalán de sequía seguirá estando, por tanto, plenamente en vigor, pero "el gobierno catalán valorará semanalmente la situación de los embalses, y si es necesario, lo hará en reuniones extraordinarias", con la finalidad de adoptar las decisiones que sean necesarias.

De hecho, ha explicado la consellera Tura, "el agua de los embalses sigue estando un 11 por ciento por debajo del nivel en que estaban hace un año" por lo que "si no hubiese un decreto de sequía nos veríamos, igualmente, obligados a aprobarlo".

Además, ha explicado, "no hay un porcentaje concreto que prevea el decreto de sequía para salir de la situación de excepcionalidad" por lo que las medidas adoptadas para procurar una mayor captación de agua "se seguirán aplicando".

Respecto al decreto estatal que prevé la construcción de la tubería para abastecer de agua del Ebro a Barcelona y su área metropolitana, Tura ha asegurado que ningún conseller de las tres formaciones que apoyan al ejecutivo ha solicitado pedir que quede en suspenso o derogado.

Más noticias de Política y Sociedad