Público
Público

La gestión del Gobierno ante la crisis pierde puntos

El porcentaje de votantes del PSOE que califican "mal" o "muy mal" la actuación del Ejecutivo frente a la crisis económica ya iguala la de quienes mantienen una opinión favorable

PÚBLICO


El Gobierno pierde impulso. El Publiscopio sobre gestión pública del mes de junio muestra que la ligera recuperación que había experimentado la imagen del Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero en la opinión pública tras la remodelación del Gobierno que el pasado abril incrementó el peso político del Ejecutivo no ha pasado de ser un espejismo.

El porcentaje de ciudadanos que se declaran insatisfechos con la actuación del Gobierno ante la crisis económica ha vuelto a crecer y, aunque ha sido muy poco (apenas 1,9 puntos), la cifra de los que hablan "mal" o "muy mal" de la gestión gubernamental en esta materia vuelve a acercarse al 50% de la población.

En justa correspondencia, la proporción de mayores de 18 años que califican de "bien" o "muy bien" la actuación del equipo de Gobierno ha bajado 3,7 puntos porcentuales hasta alcanzar el 11,1%, la cifra más baja del año (un 36,3% considera "regular" la gestión gubernamental).

Zapatero está perdiendo respaldo también entre sus propios votantes. El porcentaje de los que apoyaron al PSOE en las generales de hace un año y consideran "bien" o "muy bien" la labor que desarrolla frente a la crisis no pasa del 23% (en abril eran el 32%).

Ese porcentaje ya iguala al de los socialistas con una opinión "mala" o "muy mala" sobre su gestión en esta materia.

El Publiscopio muestra además que el rechazo a la política económica del Ejecutivo de Zapatero sigue siendo elevadísimo entre quienes votaron al PP en las elecciones de 2008. El porcentaje, en este caso, ya se sitúa en el 84% (un punto más que en abril).

Las entrevistas en las que se basa este estudio fueron realizadas entre el 15 y el 24 de junio, apenas unos días después de las elecciones europeas, en las que el Partido Popular batió al PSOE por algo más de 500.000 votos. Un contexto en el que la mayoría de los medios de comunicación interpretaron el resultado como un castigo de los electores a la gestión del Gobierno.

La percepción que los ciudadanos tienen globalmente de la gestión del Gobierno también ha empeorado. Las nota media, que en noviembre de 2008 rozaba el aprobado (4,8) y que desde enero se mantenía en 4,4, se situó en junio en 4,3 en una escala de 0 a 10.

Sin embargo, la mayoría de los ciudadanos todavía aprueban al Ejecutivo, aunque cada vez menos. En el mes de mayo los que le daban un cinco o más representaban el 53,3% del total frente a un 46,8% que optaban por el suspenso. Un mes después, la distancia se ha reducido a la mitad: apenas un 51,8 aprueba la gestión global del gabinete de Rodríguez Zapatero frente al 48,2 que la puntúa por debajo del cinco.

En Andalucía y Madrid (comunidades gobernadas por el PSOE y el PP, respectivamente), la nota otorgada al Gobierno confirma la media (4,3). Los catalanes, con un socialista al frente del Gobierno, le dan una décima más (4,4) y los valencianos, que votan mayoritariamente a los conservadores, una menos (4,2).

El 79% de los ciudadanos que votaron al PSOE en 2008 aprueban la gestión global del Ejecutivo y el 81% de los que hace un año apoyaron al PP lo suspenden. El Publiscopio revela que se ha reducido la cifra de votantes socialistas que juzgan favorablemente la labor del Gobierno (2 puntos porcentuales menos que en el mes de abril) al tiempo que aumenta la de electores conservadores que rechazan la política de Rodríguez Zapatero y su equipo (un punto menos). El considerable número de votantes del PP que hace dos meses aprobaba la gestión del Gobierno ha descendido ligeramente del 19 al 18%.

El retroceso experimentado por el Gobierno en respaldo ciudadano no se corresponde, sin embargo, con la mejora de la oposición. El Publiscopio de gestión correspondiente al mes de junio mantiene la valoración media de la oposición en 3,7 (en una escala de 0 a 10), seis décimas por debajo del Ejecutivo. La mayoría de los ciudadanos (61,8%) han otorgado a los conservadores una puntuación por debajo del 5 y apenas un 38,2 les ha dado una nota de aprobado. No obstante, el primer grupo se ha reducido casi en dos puntos porcentuales desde el mes de mayo.

Ocho áreas de gestión del Gobierno han mejorado en la percepción de los ciudadanos en el último mes. Cinco de ellas ya contaban con un respaldo social mayoritario (obras públicas, sanidad, apoyo a la cultura, medio ambiente y enseñanza) y las otras tres avanzan pero siguen sin lograr el visto bueno de la mayoría (inmigración, economía y empleo). Porcentualmente es la lucha contra el paro la política del Ejecutivo que más mejora (gana cuatro puntos en la aprobación ciudadana) a pesar de seguir siendo la que menos respaldo obtiene (sólo el 33% de los españoles mayores de 18 años le dan el aprobado).

Por comunidades autónomas, la política de empleo desarrollada por el Gobierno obtiene una nota inferior a la medida únicamente en Madrid (3,1). Sin embargo, en el País Valenciano y en las demás autonomías gobernadas por el Partido Popular (Castilla y León, Murcia, La Rioja, Galicia y Canarias) la nota se sitúa por encima de la media (3,5).

Los votantes del PSOE aprueban todas las áreas sectoriales del Gobierno excepto cinco: atención a los jóvenes, inmigración, economía, vivienda y empleo. Los del PP suspenden al Ejecutivo en todos los casos.

Más noticias de Política y Sociedad