Público
Público

Gianrico Carofiglio asegura que el problema de Europa es el bajo nivel de la clase política

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Escritor de enorme éxito en Italia, magistrado y senador del Partido Republicano, Gianrico Carofiglio cree que parte de los problemas que afectan a Europa se deben al "bajo nivel de la clase política", que tendría que "regenerarse" y admitir a más mujeres.

"Las mujeres aportarían una mirada más femenina a la política. Actualmente, la mayor parte de las políticas actúan como hombres", ha afirmado hoy Carofiglio, que ha venido a España a presentar su novela "El silencio de la ola", publicada por La Esfera de los Libros.

Esta novela salió hace medio año en Italia, donde ha vendido ya unos 250.000 ejemplares, una cifra nada desdeñable pero muy inferior a los 800.000 de "Testigo involuntario", la obra que inicia la serie del abogado Guido Guerrieri, que causa furor en ese país.

De todas formas, "El silencio de la ola", esa novela en la que Carofiglio bucea en los recuerdos de un carabinero infiltrado en el narcotráfico, figura entre las finalistas del premio Strega, el más importante de Italia. "Ser finalista está muy bien, pero ganar es lo importante", dice con humor este escritor, cuya obra está traducida a 24 idiomas.

El sentimiento de pérdida, la soledad, el poder de los sueños y la fragilidad humana impregnan las páginas de la novela, en la que, a golpe de sesión de psicoanálisis, el lector se irá enterando de por qué ha saltado por los aires la vida de Roberto Marías, agente encubierto.

La vida de Roberto se desarrolla en un mundo que Carofiglio conoce bien por los años que ha sido procurador antimafia de su provincia: el del crimen organizado, la corrupción y la esclavitud sexual.

En parte, la tragedia del "carabiniere" procede de "llevar una doble vida. Es algo desquiciante", asegura Carofiglio antes de citar una frase de la novela que viene a decir: "De vez en cuando no está mal ser otra persona; el problema es cuando eres otra persona el resto de tu vida y te sientes tú mismo únicamente cuando eres ese otro". Y por esa razón "el personaje se cae a pedazos".

Ser parlamentario y escritor al mismo tiempo "es muy cansado", afirma Carofliglio, consciente de que debe "reducir el ritmo" de vida que lleva, porque para escribir "se necesita recogimiento".

Este senador cree que su papel como político, "más que hacer cosas, es contribuir con ideas". "Cuando a un intelectual lo invitan, como ha sido mi caso, a participar en la política, tiene que hacer lo que sabe hacer: que es dar ideas".

Le propusieron hace un mes que fuera candidato para ser presidente de su región, Apulia, y ha dicho que no. Para justificar su respuesta acude a una cita de Leopardi: "La mejor forma de que no se noten tus limitaciones es no superarlas".

La literatura, la política y el trabajo de magistrado tienen algo en común: "la compresión del poder de las palabras", añade.

Ante la crisis que afecta tan duramente a Europa, Carofiglio dice que Alemania "se está quedando aislada en su política de impedir el crecimiento".

También considera "un problema" la imagen que se da de los países de la Europa del sur: "Hablando claramente, quizá hubiera sido necesario un poco de cautela antes de dejar que algunos países entraran en el euro", comenta.

En el caso de Grecia, sabe que "ha habido falsificación de cuentas, pero eso no es excusa para hacer polvo a los griegos porque lo diga Alemania". "Veremos qué pasa con las elecciones", señala.

También se muestra partidario de "redimensionar el poder de los bancos". "La fragilidad del sistema -opina- procede de que no ha habido ningún control sobre los bancos"

Y también procede de las agencias de calificación, "que son una parte del sistema especulativo".

Por Ana Mendoza