Público
Público

Los ginecólogos vetan el aborto de más de 22 semanas

La Sociedad Española de Ginecología defiende el parto si el feto puede sobrevivir

VANESSA PI

La Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) presentó ayer un documento en el que veta el aborto de un feto mayor de 22 semanas (24 sin regla). Los ginecólogos consideran que más allá de este tiempo la mayoría de los fetos sobrevive.

Por ello, abogan por que la ley del aborto –que no pone límites de tiempo para interrumpir el embarazo si peligra la salud de la madre– cambie la nomenclatura cuando se acabe con la vida de un feto de más de 22 semanas.

Según el presidente de la sociedad, que agrupa a unos 6.000 ginecólogos, José Manuel Bajo Arenas, “si la madre tuviera una enfermedad grave que le impidiera continuar con el embarazo, se le debería inducir el parto, pero ¿para qué matar al niño?”.

Respecto a otro de los supuestos que contempla la ley del Aborto, Bajo Arenas también aseguró que sólo en el 1,5% de las gestaciones el feto sufre malformaciones, y que la mayoría se detectan antes de las 22 semanas. “Si la malformación es incompatible con la vida, la solución es fácil: se provoca el parto y el niño muere”, defendió.

Ante el anuncio de Sanidad de que creará un registro de médicos objetores al aborto, insinuando que muchos sí los realizan en centros privados, el presidente de la SEGO pidió al ministro que “no tire la piedra y esconda la mano”. Por otra parte, Gregorio Peces-Barba, uno de los padres de la Constitución, defendió ayer en Santander una ley de plazos. También dijo que la objeción es personal, y que si el que la ejerce es un responsable de un servicio, sería “coacción”, informa Patricia Rafael.

Más noticias de Política y Sociedad