Público
Público

El Giro entra en los Dolomitas con Contador líder de los favoritos

EFE

El Giro'08 entra mañana en la montaña dolomítica con tres etapas que obligarán a batirse en combate a los grandes favoritos, a cuyo frente se encuentra el español Alberto Contador (Astana), que afrontará la hora de la verdad de la carrera con una ventaja de 1.33 minutos respecto a sus principales rivales.

Contador, que tomó posiciones después de la contrarreloj de Urbino, entrará en el macizo del norte de Italia en el tercer puesto de la general, con Riccardo Riccó (Saunier Duval) a 1.33 minutos, Danilo Di Luca (LPR) a 1.44, el ruso Denis Menchov a 1.58 y Gilberto Simoni a 2.11.

Otro hombre del Astana, el alemán Andreas Kloden, es quinto de la general, a 55 segundos del líder Giovanni Visconti.

El sábado espera una etapa de 195 kilómetros entre Verona y el final en alto del Alpe de Pampeago. El recorrido incluye el Passo Manghen, una interminable subida de 23 kilómetros con una pendiente media del 7,1 por ciento (máxima del 15) que conduce a una altitud de 2.047 metros, a 34 km. de la llegada.

La ascensión del final de etapa es más corto, con 7,7 km., pero con tres km. finales con unan pendiente muy dura, del 11,6 por ciento. Los tres últimos conquistadores de esta cima en el Giro son el ruso Pavel Tonkov (1998), Marco Pantani (1999) y Gilberto Simoni (2003).

El domingo llegará la "etapa reina", una jornada de 153 kilómetros entre Arabba y La Marmolada, final inédito, sin un metro de llano y un total de 65 km. de ascenso.

Habrá seis subidas en el programa: el Passo Pordoi (2.239 metros, con 9 km. de ascenso, al 6,9 por ciento de pendiente media), San Pellegrino (11,8 km., al 6,4 por ciento), San Tomaso Agordino (4 km., al 6,9 por ciento), el Giau (15 km., al 7,9 por ciento), el Falzarego (10 km., al 5,7 por ciento) y, al final, la subida al Fedaia-la Marmolada (13,3 km., al 8 por ciento), con unos temibles 5 km. finales.

El lunes, se disputará la contrarreloj individual de 12,9 kilómetros en las pendientes de Plan de Corones, cerca de la frontera austríaca. La ascensión tiene una pendiente del 8,4 por ciento y cuenta con un tramo terrible del 24 por ciento.

Tres etapas que elegirán a los candidatos al triunfo final y mostrarán el estado de forma real de Alberto Contador, que jugará en su terreno después de haber ofrecido buenas sensaciones en las dos primeras semanas de carrera.

Más noticias de Política y Sociedad