Público
Público

El Gobierno se compromete a impulsar el turismo de temporada baja

EFE

El ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, se comprometió hoy a dar un impulso al turismo de temporada baja en España por medio de nuevos productos turísticos orientados a jubilados.

Mediante el novedoso plan "Hibern Spain" (Hiberna en España), el Gobierno pretende atraer en paquetes que engloben traslado y alojamiento a turistas de una cierta edad durante largas estancias en instalaciones hoteleras, de las cuales muchas están infrautilizadas o incluso cerradas durante la temporada baja.

Por tanto, de lo que se trata es de reabrir esas instalaciones en la temporada baja con paquetes vendidos a grupos de turistas europeos y "estoy plenamente convencido de que este plan va a ser un éxito y a tener un enorme impacto económico", señaló el ministro.

Este plan, con una importante capacidad de autofinanciación, no solamente puede acabar con la desestacionalización, sino que además va a contribuir a una mejora de la balanza de pagos, agregó.

La estancia media de un turista es de dos semanas y, de hecho, está incluso bajando, pero si se consiguen paquetes de tres o incluso seis meses de visitantes jubilados europeos con el Plan Hiberna "podremos multiplicar por seis, o incluso por doce, la estancia de turistas en la temporada baja", dijo Sebastián.

Asimismo, se pondrá en marcha el proyecto "Privilege Spain", que se centrará en la cartera de productos específicos orientados hacia una demanda de alto poder adquisitivo.

El titular de Turismo explicó que estas medidas responden a la estrategia del Ministerio en la presente legislatura y dentro del Plan del Turismo Español Horizonte 2020, que busca la especialización y diferenciación "de nuestros destinos y productos turísticos", la incorporación de las empresas del sector a la sociedad de la información y la apuesta por la sostenibilidad.

Así, el Gobierno pondrá en marcha un Plan Renove, en colaboración con las comunidades autónomas, gobiernos locales y empresarios, para "recualificar" los destinos de sol y playa maduros.

Los primeros serán la Bahía de Palma, la Costa del Sol Occidental y San Bartolomé de Tirajana en Gran Canaria.

Por otro lado, Sebastián anunció la construcción de nuevos paradores en Béjar (Salamanca), Molina de Aragón (Guadalajara) y Alcalá la Real (Jaén), dentro de los compromisos del Gobierno y a través del Instituto de Turismo de España.

Los empresarios turísticos han valorado la apuesta del Gobierno por asumir los retos del turismo español en el momento en el que el sector empieza a percibir una debilidad creciente de la demanda, acompañada de una continua subida de los costes.

El vicepresidente ejecutivo del lobby empresarial Exceltur, José Luis Zoreda, señaló que hasta ahora parecía que el turismo sorteaba mejor la crisis que el resto de los sectores, pero ya no es así y la mayoría de las empresas turísticas ha acusado una reducción de sus ingresos y rentabilidad.

Más noticias de Política y Sociedad