Público
Público

El Gobierno da un tajo del 17% a la inversión en infraestructuras

Buena parte de los gastos destinadas a la alta velocidad se destinan a la realización de "estudios".  De los 2.780 millones que servirán para crear infraestructuras, el Estado gastará 1.646 millones en carreteras.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Estado asesta un nuevo tajo del 17% a las partidas destinadas a la creación de infraestructuras. Así lo contemplan los Presupuestos Generales del Estado para 2014, que fijan el gasto estatal en infraestructuras en 2.780 millones de euros.

Esta cantidad es casi un 50% inferior a la cifra divulgada por el Ejecutivo en el resumen por políticas de gasto.  Si bien esta cantidad es de 5.780 millones, (un 8,6% menos que en 2013) el desglose de gastos cifra en 2.780 el importe que finalmente será empleado para crear infraestructuras, mientras que la cantidad restante servirá para afrontar obligaciones de pago anteriores y otros gastos, pero no se utilizará en diseñar, reparar o construir infraestructuras. 

 

Tres serán los departamentos receptores de estas inversiones: el Ministerio de Fomento (3.634 millones) el Ministerio de Agricultura (1,742 millones de euros) y el Ministerio de Industria (52 millones de euros).  Descontando las obligaciones de pagos anteriores, Fomento contará con 1.783 millones para invertir en infraestructuras (29% menos que en 2012), Agricultura con 1.742 millones (un 19% más que el año anterior) e Industria contará íntegramente con la cantidad de 52 millones de euros.

Y es que según los nuevos presupuestos, la inversión final en infraestructuras entre el Estado y las empresas públicas superará los 8.700 millones, pero serán los entes públicos y sociedades mercantiles estatales quienes afronten el grueso de los gastos en las inversiones de prácticamente todo tipo de infraestructuras. Esto es, un total de 5.900 millones que, sumados a la aportación estatal de 2.780 millones permitirán obtener la cifra de 8.700 millones entre las empresas públicas y el Estado.

Para ser precisos, el Ejecutivo ha decretado el pago de 1.646 millones para la creación, planificación o mantenimiento de las carreteras, mientras que las empresas públicas contribuirán con 381 millones.

En infraestructuras ferroviarias, la diferencia entre la inversión del Estado y la de las empresas públicas hace que la cantidad asignada por Gobierno a la construcción de estas infraestructuras resulte casi anecdótica: 107  millones frente a los 3.554 millones que desembolsarán ADIF (Administrador de Infraestructuras Ferroviarias) y SEITTSA (Sociedad Estatal de Infraestructuras del Transporte Terrestre).  Una partida destinada a financiar 'actuaciones' en varias líneas, además de cubrir la 'redacción de proyectos' o terminación de estudios en distintos tramos de la Alta Velocidad.

En esta línea, el Estado dedicará 12 millones a la creación de infraestructuras aeroportuarias (AENA invertirá 550),  gastará 2,5 millones en puertos (Puertos del Estado desembolsara 776),  y gastará 807 millones en actividades hidráulicas como la depuración de aguas residuales (las empresas públicas abonarán 660 millones).

Los 165 millones que el Ejecutivo invertirá en infraestructuras costeras y medioambientales y una partida por 38 millones de euros (identificada como 'otras') cierran la lista de inversiones reales del Gobierno en materia de infraestructuras.

El documento presentado este lunes por el Ministro de Hacienda Cristóbal Montoro ya ha logrado el rechazo de los principales lideres de la oposición. Y es que, aunque el titular de Hacienda se refiera a ellos como 'presupuestos de la recuperación', es evidente que las nuevas cuentas profundizan en los recortes aplicados por el Gobierno de Mariano Rajoy en varias partidas, aunque la política de maquillar las cifras permita disimularlo.

Más noticias en Política y Sociedad