Público
Público

El Gobierno fusionará las sociedades de Cultura y Exterior para reducir gastos

EFE

El Gobierno ha decidido fusionar las tres sociedades estatales adscritas a los ministerios de Cultura y de Asuntos Exteriores con el fin de reducir organigramas, aminorar gastos y agilizar las gestiones que tiene encomendadas.

Esta reestructuración "no afectará negativamente" al funcionamiento de la sociedad resultante y se inscribe dentro del contexto de "recuperación económica" en que se halla España, ha explicado esa mañana a los periodistas la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, durante una visita a Simancas (Valladolid).

"Todos somos conscientes del periodo de recuperación económica en que nos encontramos. Es importante ser eficaces y eso es lo que estamos buscando todos", ha declarado después de visitar el Archivo General de Simancas, dependiente del Ministerio de Cultura e instalado desde el siglo XVI en el castillo de esa población.

La ministra ha recordado que esa decisión es fruto de una reunión celebrada el pasado otoño con el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, donde ya se decidió la búsqueda de fórmulas que implicaran una colaboración o estrategia de promoción y difusión de la cultura, dentro y fuera de España.

Esa medida afectará a la Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales (SECC), la de Acción Cultural Exterior (SEACEX) y la de Exposiciones Internacionales (SEEI), las primera encuadrada actualmente en Cultura y las restantes en Asuntos Exteriores.

La ministra ha visitado el Archivo General, remodelado de forma integral hace dos años, donde ha asistido a la constitución del Patronato, firmado un convenio de colaboración con el Ayuntamiento de Simancas (Valladolid) e inaugurado la exposición "Los moriscos: españoles trasterrados", conmemorativa del cuarto centenario de la expulsión, en 1609, de la población morisca, a cargo de Felipe III.

Ese depósito documental reúne en algo más de doce kilómetros de estanterías legajos y libros fechados entre el reinado de los Reyes Católicos y el primer tercio del siglo XVIII.

Fue el rey Carlos I quien primero concibió la idea de abrir un archivo cuando en 1540 destinó a tal fin una de las torres de la fortaleza simanquina, que posteriormente amplió Felipe II al resto de sus dependencias cuando en 1574 encargó al arquitecto Juan de Herrera el proyecto del actual archivo.

Más noticias de Política y Sociedad