Público
Público

El Gobierno liberaliza la TDT de pago

Todos los operadores nacionales podrán emitir a partir de ahora en esta modalidad en igualdad de condicioneS.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Consejo de Ministros dio luz verde ayer a la TDT de pago en una reunión extraordinaria. A ocho meses del definitivo apagón analógico, todos los operadores que cuenten con una concesión de ámbito estatal podrán codificar uno de sus canales, como ya ocurre en otros países de Europa.

La decisión del Ejecutivo abre la puerta al libre mercado: a partir de ahora todas las televisiones podrán acceder a una licencia de pago “en igualdad de condiciones”, tal y como explicó la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega.

Telecinco, Antena 3, La Sexta, Veo y Net TV ya han pedido explotar este servicio

Hasta ahora, el negocio de las emisiones de pago se lo repartían exclusivamente Digital+ (vía satélite), Telefónica y Ono (ambos por cable). Telecinco, Antena 3, La Sexta, Veo y Net TV (es decir, todos excepto Sogecable) ya han solicitado formalmente al Ministerio de Industria una autorización para poder explotar estos contenidos.

No obstante, sólo Gol Televisión, el canal de fútbol de Mediapro (cuyos principales accionistas son editores de Público), está en condiciones de hacerlo ya. Su primera emisión será hoy a las 8.30 horas. Se podrá ver en abierto hasta el 31 de agosto en la señal que hasta ahora ocupaba el canal Hogar 10 en la TDT. Después, para ver Gol Televisión habrá que abonarse.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la número dos del Ejecutivo defendió la “necesidad y urgencia” de regular este servicio para lograr una “mejor” implantación de la TDT, ofrecer alternativas a los espectadores y mayores posibilidades de negocio a las televisiones.

De hecho, la mayoría de los operadores era partidaria de “flexibilizar” el mercado, entre otras cuestiones por la necesidad de las cadenas de buscar alternativas de financiación a la publicidad. Mientras que tanto La Sexta como Antena 3 se mostraron a favor de la liberalización, Telecinco criticó ayer las formas (el trámite y la urgencia), pero no el fondo (la posibilidad acceder a este mercado) de la cuestión.

Sogecable, único que ya contaba con televisión de pago, fue el operador más beligerante y más crítico con la decisión del Gobierno, al que acusó de actuar de forma “intervencionista”. A través de un comunicado, el grupo denunció que el Ejecutivo aprobara la medida “con precipitación” y en agosto. Curiosamente, el gabinete de Felipe González aprobó la norma que permitía abrir Canal+ un 25 de agosto de 1989 y el de José Luis Rodríguez Zapatero permitió a ese canal (Cuatro) emitir en abierto en julio de 2005.

Felipe González aprobó la norma que permitía abrir Canal+ el 25 de agosto de 1989 y Zapatero permitió a Cuatro emitir en abierto en julio de 2005 

Sogecable, además, acusó ayer al Gobierno de abrir la TDT de pago con el rechazo del Consejo de Estado. Cuando el PSOE otorgó la licencia de Canal+ lo hizo en contra del informe del abogado del Estado.

La vicepresidenta explicó ayer que la llegada de la TDT de pago cuenta con el visto bueno del Consejo Asesor de las Telecomunicaciones y la Sociedad de la Información y con el de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones y aclaró que el dictamen del órgano consultivo, que no es vinculante, motivó que el Gobierno modificara el trámite y decidiera enviar el real decreto ley al Parlamento, que lo validará en un mes.

Por su parte, el ministro de Industria, Miguel Sebastián, explicó que la TDT de pago evitará “la paradoja de que España, que es de los países europeos más adelantados en la implantación digital, esté siendo el más retrasado en la implantación de la TDT de pago”.

La medida llega después de que, por primera vez, la audiencia de los canales en TDT supere la de los analógicos. El Ejecutivo prevé que la llegada del fútbol de pago tire definitivamente del carro de la TDT y facilite la transición de las emisiones analógicas (que se apagarán en abril de 2010) a las digitales.

La TDT se seguirá emitiendo como hasta ahora, pero para ver los contenidos de pago habrá que comprar una tarjeta o un descodificador. El mismo aparato que sirva para ver Gol Televisión, valdrá para futuros canales de TDT de pago. 

El real decreto ley sobre la TDT de pago que el Gobierno aprobó ayer no supone aún su aprobación definitiva. Aunque la norma entrará en vigor desde el mismo día de su publicación en el BOE, su ratificación seguirá pendiente de las estrechas mayorías del Congreso de los Diputados. El grupo socialista dispone de 30 días para recabar los apoyos suficientes para consolidar el texto. Existe además la posibilidad de que la Cámara Baja rechace la urgencia esgrimida por el Gobierno. Varios partidos, PNV e IU entre ellos, no descartan solicitar la tramitación como proyecto de ley, algo que permitiría a los grupos introducir enmiendas en el articulado. Aún así, la norma no dejaría de estar vigente en ningún momento del proceso.

Este es, sin embargo, el peor de los escenarios con los que juegan los socialistas. Desde el PSOE se confía en el apoyo de CiU para superar los dos trámites sin problemas, tanto la ratificación como la el rechazo a la tramitación como proyecto de ley. Los 169 diputados del grupo mayoritario más los diez que controlan los catalanes debería bastar para no tener que menudear votos entre los grupos minoritarios. “Al fin y al cabo, CiU ya ha apoyado durante esta legislatura otras reformas audiovisuales a las que más tarde se han sumado otros grupos”, explicaban ayer fuentes del grupo socialista.

Entre el resto de grupos la principal crítica tiene que ver con la falta de unidad de las reformas. “Desde el Gobierno prometieron una ley de lo audiovisual que ofreciera una visión de conjunto del modelo y han acabado parcelando las normativas”, se queja el diputado del PNV José Ramón Beloki. 

Más noticias en Política y Sociedad