Público
Público

El Gobierno de Morales espera la decisión de los opositores tras ceder en la reelección

EFE

El Gobierno de Evo Morales afirmó hoy que está a la espera de una decisión de la oposición para cerrar un acuerdo, tras flexibilizar su postura respecto a la reelección presidencial recogida en su proyecto de Constitución.

Carlos Romero, ministro de Desarrollo Rural y uno de los principales negociadores ante la oposición, dijo hoy que el partido gubernamental, el Movimiento Al Socialismo (MAS), y el propio Morales están dispuestos a renunciar a la posibilidad de una reelección presidencial en el año 2014.

"El presidente de la República ha renunciado a la posibilidad de reproducir el control de la administración pública por la vía electoral en un segundo periodo constitucional después del adelanto de elecciones que se está proponiendo", dijo Romero.

El proyecto de nueva Constitución permite una reelección presidencial, lo que daría opción a Morales a presentarse tanto en las elecciones adelantadas de 2009 como en las siguientes, si se decide que su actual gestión no cuenta como primer mandato.

La oposición ha rechazado frontalmente (hasta el punto de bloquear la negociación sobre la convocatoria constitucional) esta "ruta" al considerar que Morales pretende perpetuarse en el poder.

El ministro Romero sostuvo que la cesión del Gobierno en este asunto es "un desprendimiento objetivo, inverosímil, indubitable, incontrastable" de parte del oficialismo que "está en la conciencia del pueblo boliviano, está en la ética del sistema político, está en el testimonio de (los) veedores de la comunidad internacional".

"No hay nada más que discutir. Están las cartas sobre la mesa. De nuestra parte no hay ningún tema pendiente ahora, (la oposición) tiene que tomar decisiones y viabilizar la instalación de esta sesión del Congreso", apuntó el funcionario.

Poco después, el ministro se reunió con los representantes de los organizaciones internacionales, entre ellos de la Organización de Estados Americanos (OEA) que ejercen como observadores desde hace varios meses de las negociaciones políticas en Bolivia.

Romero dijo a Efe que la sesión de negociación con la oposición se reinstalará de un momento a otro y se mostró confiado en que finalmente se alcance un acuerdo.

En tanto, el presidente Morales y decenas de miles de personas comenzaron a bajar desde El Alto al centro de la ciudad de La Paz en un marcha que exige al Congreso convocar de una vez a un referendo que apruebe la nueva Carta Magna.

Más noticias de Política y Sociedad