Público
Público

El Gobierno obligará a 11 ciudades a liberar horarios en zonas turísticas

EFE

El Gobierno va a obligar a once ciudades turísticas, entre ellas Barcelona y Sevilla, a liberalizar los horarios comerciales en zonas de gran afluencia de visitantes, con el objetivo de aprovechar los potenciales compradores que suponen los millones de visitantes que llegan a España cada año.

Con el objetivo de ahondar en la liberalización de horarios, el Ejecutivo ha propuesto a las comunidades autónomas elevar en 2013 de ocho a diez el número mínimo de domingos y festivos en los que puede abrir el comercio.

Tras la conferencia sectorial de comercio celebrada hoy en Madrid, el secretario de Estado del ramo, Jaime García-Legaz, ha explicado que para delimitar las ciudades que deberán liberalizar los horarios en determinadas zonas se han establecido criterios objetivos, como por ejemplo, que en el último año hayan registrado más de un millón de pernoctaciones o recibido 400.000 cruceristas.

Actualmente reúnen dichos criterios Barcelona, Alicante, Valencia, Zaragoza, Málaga, Sevilla, Las Palmas de Gran Canaria, Bilbao, Córdoba, Granada y Cartagena (Murcia), así como Madrid, Palma de Mallorca y Santa Cruz de Tenerife, aunque estas tres últimas ya permiten abrir con libertad al comercio en determinadas zonas turísticas.

En el plazo de seis meses (a contar desde que entre en vigor la nueva normativa), los ayuntamientos de las once ciudades restantes deberán delimitar lo que consideren zonas de gran afluencia turística, una propuesta que deberá ser aprobada por la correspondiente comunicad autónoma.

El objetivo de estas reformas, que obligarán a reformar la ley de horarios 1/2004, es evitar que los millones de visitantes que llegan a España se vayan del país sin poder comprar porque se encuentran con las tiendas cerradas.

"España es uno de los países más restrictivos en aperturas en días festivos, lo que nos coloca en desventaja", ha insistido García-Legaz, quien ha asegurado que estas medidas permitirán reactivar el comercio y que la mayoría de las comunidades las han respaldado "de forma abrumadora".

Además de elevar el número de aperturas en festivo, la propuesta del Gobierno incluye el establecimiento, por primera vez, de criterios para fijar el calendario de aperturas en todas las comunidades: cuando haya dos o más festivos consecutivos, los domingos de rebajas, festivos de la campaña navideña y aquellos que coincidan con periodos de mayor afluencia turística.

Actualmente, en la mayoría de las autonomías el comercio puede abrir ocho festivos al año, en tanto que en Madrid se ha implantado la libertad total de horarios, en Canarias abren 9, en Murcia 10 y en Ceuta 16.

Adicionalmente, el Gobierno ha propuesto aumentar de 72 a 90 el número de horas a la semana (días laborables) en las que puede abrir una tienda y liberalizar los horarios para todos los establecimientos de menos de 300 metros cuadrados, frente al límite de 150 metros fijado en algunas autonomías.

El secretario de Estado ha explicado que también ha expuesto a las autonomías el modelo de declaración responsable que se ha elaborado junto a la Federación Española de Municipios y Provincias para poder abrir determinadas tiendas sin necesidad de licencia municipal.

El establecimiento de este modelo permitirá que la "autolicencia exprés" sea puesta en marcha con carácter inmediato.

La conferencia sectorial ha abordado también la necesidad de que las comunidades autónomas se impliquen en la elaboración de la Ley de Unidad de Mercado para acabar con el "grave problema" que supone la fragmentación que existe en España, ha apuntado García-Legaz.

Además, las autonomías han acordado por unanimidad destinar 1,15 millones de euros a la rehabilitación del comercio en Lorca (el 25 % de las ayudas que recibe todo el sector en el conjunto de España), localidad que se vio muy afectada por un terremoto.

Más noticias de Política y Sociedad