Público
Público

El Gobierno ultima el fondo de rescate de bancos y cajas

El presidente de la CECA asegura que se creará "en semanas, muy pronto"

P. GONZÁLEZ / G.AYUSO

El fondo de rescate de los bancos y cajas españoles verá la luz en breve. El Gobierno tiene muy avanzado el texto del real decreto ley de este instrumento que permitirá al Banco de España disponer del dinero necesario para utilizarlo cuando crea que un banco o una caja requiere ayuda.

Después de comprobar que el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) "tiene sus limitaciones", aseguran fuentes financieras, el Banco de España ha pedido la creación de un nuevo instrumento que sea ágil y eficiente, y que no le obligue a convocar al Consejo de Ministros cada vez que le haga falta ayuda, como sucedió en el caso de Caja Castilla La Mancha (CCM). Con el dinero que decida aportar el Gobierno es uno de los detalles que todavía está pendiente de cerrar, aseguran fuentes del Ministerio de Economía, el Estado podrá inyectar fondos a las entidades financieras a través de diferentes fórmulas, como la compra de acciones de los bancos, cuotas participativas a las cajas, participaciones preferentes a ambos, o la concesión de préstamos o avales para aquellas que absorban a algún competidor con problemas.

Para todo el sector financiero

Este fondo sería de ayuda tanto para bancos como para cajas, aunque la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, lo centró ayer sólo en ellas. Aseguró que el Gobierno está preparando medidas por "si llegado el caso hubiera que actuar para abordar alguna otra situación de dificultad que pudiera atravesar cualquier otra caja de ahorros, como ha ocurrido con CCM". Precisamente, el presidente del sector, Juan Ramón Quintás, pidió ayer al Gobierno "que sea ambicioso en el diseño del fondo", aunque auguró que "la mayoría" de las entidades no lo necesitarán. Según sus previsiones, se aprobará "en semanas, muy pronto".

Por su parte, el gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, destacó ayer que no tiene en el horizonte ninguna reestructuración. Aun así, reconoció que ha pasado varios "papeles" al Gobierno sobre el fondo de reorganización bancaria y dejó en sus manos la decisión última de la cuantía con la que debe dotarlo. Sería "muy bueno", a su juicio, que se hiciera con el consenso de los grupos parlamentarios. Antes de las vacaciones de Semana Santa, representantes del Ministerio de Economía se reunieron con miembros del PP para tratar sobre el asunto y, de momento, el equipo de Elena Salgado no ha retomado las conversaciones.

Por otra parte, el PP se quejó ayer de que Salgado no explicará en el Congreso la intervención de CCM la próxima semana, cuando estaba previsto que lo hiciera Pedro Solbes, pero sí defenderá el decreto de intervención al día siguiente..

 

Más noticias de Política y Sociedad