Público
Público

El Gobierno vasco confirma que los 36 tripulantes están "en buen estado"

El atunero "Alakrana" fue secuestrado por piratas somalíes cuando se encontraba lejos de la zona de seguridad

AGENCIAS

La consejera de Pesca del Gobierno vasco, Pilar Unzalu, ha informado hoy de que los 36 tripulantes del atunero "Alakrana", secuestrado por piratas somalíes en aguas internacionales del Océano Índico "se encuentran en buen estado".

En un comunicado, la consejera también ha indicado "con toda contundencia" que el Gobierno vasco "continuará apostando por aplicar medidas de refuerzo a la protección" de las tripulaciones de los atuneros vascos "para evitar que se reproduzcan "situaciones tan dramáticas como ésta".

El lehendakari, Patxi López, ha hablado hoy con el gerente de la armadora del atunero vasco secuestrado para "transmitirle toda la cercanía del Gobierno Vasco en estos momentos tan difíciles y ofrecerle nuestra ayuda en lo que sea necesario". Según ha explicado el propio lehendakari en su "blog", en cuanto ha tenido conocimiento del secuestro ha hablado con el armador para expresar su apoyo y solidaridad al equipo del "Alakrana".

El asalto al atunero vasco se produjo a las 5:30 horas cuando el barco faenaba "en aguas internacionales del Océano Indico", a 415 millas de las islas Seychelles y a 375 millas de Somalia.

La tripulación está integrada por 36 personas, de las que 7 son vascos, 9 gallegos, 2 de Malasia, 3 de Senegal, 4 de Ghana, 2 de Costa de Marfil, 1 de las Seychelles y 8 de Indonesia.

La consejera vasca ha informado de que está contactando con los familiares de los tripulantes para expresarles su solidaridad e informarles de la puesta a su disposición de un teléfono permanente de información (900840120) sobre cualquier novedad que se produzca sobre el secuestro que afecta a sus allegados.

Ha dejado claro que "la prioridad absoluta es la resolución del secuestro", y ha asegurado que el Gobierno de Vitoria es "plenaente consciente del grado de angustia que están padeciendo las familias".

Unzalu, quien ha expresado su plena confianza "en la labor que está desarrollando para ello el Gobierno español", ha señalado que su contacto con el sector atunero "es y ha sido permanente para conocer sus preocupaciones y trasladarlas al Gobierno español, de cara a tratar de "arbitrar soluciones al problema de la piratería".

En este contexto, ha recordado que el 15 de septiembre se celebró una reunión en la sede del Gobierno vasco con representantes del Ministerio de Defensa y del de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, en la que ambas administraciones "se comprometieron a financiar las medidas adicionales de seguridad para aquellos armadores que lo solicitasen".

"No es ajeno a la intervención del Gobierno vasco el hecho de que esta misma semana la ministra de Defensa, Carmen Chacón, haya solicitado el fortalecimiento de los dispositivos de seguridad del operativo Atalanta en el seno de la Unión Europea", ha indicado.

Además, ha apuntado que este tema también estará sobre la mesa en la reunión que el lehendakari, Patxi López, mantendrá el próximo día 5 de octubre el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso.

El "Alakrana se encontraba a unas 800 millas de la zona de operaciones de la misión Atalanta en el momento de ser apresado por piratas somalíes, ha informado hoy el comandante del Mando de Operaciones del Estado Mayor de la Defensa, general Jaime Domínguez Buj.

De esta forma, Defensa, en rueda de prensa, ha confirmado el secuestro, la pasada noche, del atunero "Alakrana" a 400 millas de las costas de Somalia, algo que ha sido calificado como "incidente" por el general Domínguez.

El avión de vigilancia español P-3 Orión confirmó sobre las 9:30 horas (hora local) la presencia de dos personas armadas con rifles en el atunero español, que iba remolcado por un esquife, típica embarcación utilizada por los piratas somalíes.

El general Domínguez evitó dar más información sobre el secuestro por razones de seguridad y prudencia. El "Alakrana" navega con 36 tripulantes, de los que 16 son españoles, 2 malayos, 3 senegaleses, 4 de Ghana, 2 de Costa de Marfil, 8 indonesios y uno de las Islas Seychelles.

Preguntado por qué el atunero español se encontraba fuera del perímetro de seguridad de la Operación Atalanta (a 413 millas de la costa de Somalia y a 800 de la fragata española), el general Domínguez Buj ha afirmado: "Cada uno es dueño y responsable de sus actos".

En su comparecencia ante los periodistas, el responsable de las misiones militares en el exterior ha hecho un relato pormenorizado del diario de operaciones, que arranca a las 05:40 horas cuando la fragata de combate "Canarias", desplegada en la zona, comunica al Estado Mayor que a 800 millas ha sido atacado un pesquero español.

Tras varios intentos sin éxito de comunicarse con el pesquero, la fragata informa de que el avión P-3 español se dirige a la zona, donde sobrevuelan ya dos aviones de vigilancia, alemán y francés, de la misión Atalanta.

Al mismo tiempo, los servicios de inteligencia confirman que el pesquero español no responde a las llamadas, por lo que a las 7:36 todo apunta a que se trata de un secuestro, ha precisado el general Domínguez.

En ese momento, la "Canarias", con más de 200 militares a bordo, se desplaza a toda velocidad a la zona, donde se estima tardará unas 35 horas en llegar, según ha concretado.

Según prevé el Estado Mayor, el P3-Orion español volverá en breve sobre la zona del secuestro para recabar más información. El general Domínguez Buj ha revelado que la fragata española había advertido ayer, en un informe, sobre la presencia en esa zona de embarcaciones somalíes con intenciones sospechosas, que fue trasladado a los atuneros que faenan en esas aguas.


Ver mapa más grande

 

El último buque vasco secuestrado por piratas somalíes fue el Playa de Bakio y según ha recordado la consejera de Pesca, la experiencia apunta a que la resolución de este tipo de secuestros suele ser "compleja". En este sentido, ha explicado que lo importante en estas primeras horas del secuestro es hacer un seguimiento del buque para saber adónde se dirige y colaborar con el Gobierno central para tratar de resolver este secuestro lo antes posible.

El viceconsejero de Pesca, Jon Azkue, ha apuntado a la posibilidad de que el buque Alakrana se esté dirigiendo hacia Tanzania, aunque ha dicho que todavía es difícil conocer con certeza su rumbo. No obstante, ha asegurado que los movimientos del barco están controlados por el operativo Atalanta. Asimismo, ha negado que el buque secuestrado sea el mismo que el pasado 4 de septiembre logró escapar de un intento de secuestro pirata en el Océano Índico. Aquel fue el Alakrana II, ha explicado.

Más noticias de Política y Sociedad