Público
Público

El Gobierno ve a Batasuna detrás la lista de Sastre

Fiscalía y Abogacía del Estado instan la ilegalización de Iniciativa Internacionalista al entender que es un «ardid» para estar el 7-J

ÁNGELES VÁZQUEZ

El abogado general del Estado, Joaquín de Fuentes, y el fiscal jefe de lo Contencioso del Tribunal Supremo, Antonio Narváez, fueron los que ayer pusieron cara a las demandas de ilegalización interpuestas contra Iniciativa Internacionalista-La Solidaridad entre los Pueblos (II). A las puertas del Alto Tribunal, De Fuentes resumió el espíritu de ambas impugnaciones diciendo que la lista presentada a las próximas elecciones europeas del 7 de junio "es una operación articulada y pilotada desde Batasuna".

La demanda interpuesta por el Ministerio Público solicita la anulación de la candidatura encabezada por el dramaturgo Alfonso Sastre porque "no es más que el fruto de un ardid, el instrumento fraudulento de una estrategia que únicamente persigue hacer efectivo el deseo de las formaciones ilegalizadas de continuar teniendo presencia en las instituciones democráticas".

Los Servicios Jurídicos del Estado utilizan un argumento similar. "ETA no ha sabido o no ha podido salirse de su guión habitual: ante la ilegalización de sus partidos y ante la prohibición legal de crear otros han intentado una estrategia compleja, que exige un esfuerzo adicional del Estado de Derecho, pero que en la práctica es una burda estrategia de intento de fraude a las disposiciones legales", señala la impugnación.

El fiscal y el abogado del Estado comparten los indicios de sus impugnaciones. La principal es la elección de Sastre como cabeza de lista, pese a que ha declarado que "desgraciadamente" su "estado de salud" y sus "dificultades de movilidad" le impedirán "trabajar prácticamente en el seno de aquel parlamento", si resulta elegido.

La Abogacía del Estado concluye entonces que es el "banderín de enganche" de la candidatura, por su "larga trayectoria de apoyo a ETA". La Fiscalía justifica la elección en "la necesidad del entramado terrorista de movilizar a la militancia, levantar su moral y mantener cohesionada a su base social, recuperando el apoyo electoral perdido en los últimos comicios, sobre todo, después de los fracasos de intentar concurrir a elecciones".

También destacan que los que presentaron el pasado 17 de abril la candidatura, Carlo Fabretti, Doris Benegas, Ángeles Maestro y Francisco Javier Belarra "se han manifestado anteriormente en apoyo de las tesis mantenidas por ETA/Batasuna".

De los 50 candidatos y 10 suplentes, 23 tienen una o varias vinculaciones con el mundo de ETA/Batasuna por asistir a actos o firmar a favor de agrupaciones. Además, de los 59 avalistas, 33 también aparecen relacionados. El fiscal cifra los muy relacionados con la izquierda abertzale en 20, pero aun así sostiene que es significativo, "desde la lógica política", que suponga el 33,8 por ciento de una lista con representación en 45 provincias.

El que varios "concejales de partidos democráticos" retiraran sus avales y fueron sustituidos por electos de ANV de Villabona (Guipúzcoa) implica, dicen las demandas que "no han tenido más remedio que acudir a sus apoyos apoyos naturales".

Tras destacar la "pobre infraestructura" y escasos resultados previos de Izquierda Castellana y Comuner@s para concurrir a las elecciones, las demandas destacan que no hayan condenado el terrorismo de ETA.

Más noticias de Política y Sociedad