Público
Público
Únete a nosotros

"Gracias a declararnos en quiebra hemos parado el embargo del piso"

Un matrimonio de Manresa se acoge a la Ley Concursal para renegociar las deudas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Pilar F. y Josep Maria C. tienen un activo de 8.500 euros y unas deudas que ascienden a 245.769 euros (incluida la hipoteca). Un juzgado de Manresa (Barcelona) les declaró el pasado mes de julio en 'quiebra patrimonial'. Josep Maria asegura que la caída de su negocio de venta de equipos industriales para el sector agrícola ha provocado que su familia, formada por Pilar F. y sus tres hijos de 25, 21 y 17 años, se haya acogido a la Ley Concursal.

'Gracias a la quiebra hemos podido paralizar el embargo del piso, al no poder pagar las mensualidades, aunque el proceso de quiebra familiar es muy costoso y al inicio nunca te garantizan que vas a ganar en los juzgados', señala.

El juez ha establecido que cada mes el matrimonio dispondrá de un dinero mínimo para poder vivir (comer, pagar la hipoteca y los gastos de agua, luz, gas y electricidad), mientras que el resto de sus ingresos será repartido entre los distintos acreedores del matrimonio. 'Mis clientes dilataban 4 meses los pagos y no podía aguantar más con las deudas. Mi mujer se quedó en paro, con lo que de ganar entre los dos 4.000 euros pasamos a 1.500', asegura.

Los problemas empezaron hace ocho meses cuando a Josep Maria le iban bajando los pedidos de material para obras. Pidieron un crédito de 6.000 euros para poder sufragar los gastos de formación de sus hijos y debían 3.500 euros mensuales en gastos, incluidos los 1.200 euros de hipoteca.

Más noticias en Política y Sociedad