Público
Público

Grecia sorprendió a Portugal, Rumanía goleó a Rusia y Beckham ya es centenario

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Grecia griega volvió a imponerse a domicilio a Portugal (1-2), como hiciera en la final de la Eurocopa cuatro años antes, en una fecha FIFA de amistosos en la que destacaron la goleada de Rumanía sobre la selección rusa (3-0), la de Alemania en Suiza (0-4) y la victoria de Francia sobre Inglaterra (1-0), en el encuentro 100 de David Beckham con los "pross".

Grecia, que no asume la condición de favorita en Austria-Suiza, e incluso sitúa a España por delante en su grupo, demostró en Duesseldorf (Alemania), que sabe cómo rentabilizar su juego.

Ante la selección portuguesa de Luiz Felipe Scolari, que no pudo contar con Cristiano Ronaldo, aprovechó dos golpes francos lanzados por Karagounis (m.34 y 60) para lograr una ventaja que los subcampeones de Europa tan sólo redujeron mínimamente por medio de Nuno Gomes (m.76).

Grecia fue el único rival de los que se encontrará España en la primera fase de la Eurocopa que venció. Rusia sucumbió en Rumanía (3-0) y Suecia perdió contra Brasil (1-0), en el partido que conmemoró el 50 aniversario de la final del Mundial que disputaron ambas selecciones en 1958.

En Bucarest, la selección rumana demostró que puede ser una de las "tapadas" del Europeo y goleó a Rusia, en el primer partido del holandés Guus Hiddink desde que firmase la ampliación de su contrato hasta 2010.

En Londres, en el Emirates Stadium, Brasil no mostró el "jogo bonito" que deslumbró en la final mundialista de Suecia'58, pero al menos se adjudicó la victoria, gracias a un tanto del delantero del Milán Alexandre Pato, el joven que más adhesiones despierta, ante la baja forma de Kaká y los múltiples problemas de Ronaldinho.

Las derrotas de Rusia y Suecia son buenas noticias para España que, además, derrotó a Italia por 1-0, gracias a un gran tanto de David Villa, una volea desde el pico del área que se coló por la escuadra de la meta de Gianluigi Buffon.

Como el mes anterior ganó a Francia, y es la segunda vez en la historia que derrota a un vigente campeón mundial, la euforia de España comienza a crecer. Mal síntoma dados los precedentes.

Otro joven, en este caso argentino, resolvió la encrucijada de la albiceleste en El Cairo, donde el conjunto Alfio Basile derrotó a Egipto, campeón africano, por 0-2.

Sergio "Kun" Agüero prolongó su gran momento de forma a una selección que, sin Roman Riquelme ni Leo Messi, no tuvo más chispa que la del delantero atlético, que abrió un marcador redondeado después por el defensa del Inter Nicolás Burdisso.

Peor le fue la aventura africana a Paraguay, goleada por la selección sudafricana que dirige el brasileño Carlos Alberto Parreira (3-0)

El encuentro, que enojó al técnico de Paraguay, el argentino Gerardo "Tata" Martino, por la pobre actuación de los suyos, permitió que el ex delantero del Celta Benni McCarthy se convirtiese en el máximo goleador de la historia de los "Bafana Bafana".

McCarthy marcó, en el minuto 47, su trigésimo tanto en 70 encuentros con Sudáfrica.

Otra marca, en este caso de precocidad, la batió el israelí Gai Assulin, un jugador que el Barcelona reclutó para su cantera y que, con 16 años, ya es el internacional absoluto más joven de la historia de su país.

Assulin, el "Bojan" hebreo, entró en el minuto 79 de un encuentro en el que la selección israelí se impuso a Chile por 1-0, gracias a un tanto de Yossi Benayoun, centrocampista del Liverpool y ex del Racing de Santander.

En el estadio de Francia, Franck Ribery, de penalti, dio la victoria a Francia sobre Inglaterra. Fabio Capello, a la segunda, perdió su primer partido como seleccionador inglés, pero todos los ojos se volvieron hacia David Beckham, que jugó su encuentro 100 con los pross y es el quinto en la historia que lo logra.

La jornada de partidos amistosos llevó, a su vez, más desánimo a los organizadores de la Eurocopa.

Austria volvió a perder y, aunque lo hizo por 3-4 ante Holanda, sus aficionados aún no entienden cómo se dejó remontar un encuentro que vencía por 3-0 en el primer tiempo.