Público
Público

El Grupo 5 más 1 e Irán prosiguen hoy sus negociaciones en Moscú

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU más Alemania (el Grupo 5+1) proseguirán hoy las negociaciones con Irán para intentar concretar un plan por etapas que despeje las dudas sobre el programa nuclear iraní.

Las posturas "son difíciles de conciliar", declaró la víspera el viceministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Riabkov, al término de la primera ronda de las conversaciones en Moscú.

Según el número dos del Alto Consejo de Seguridad Nacional iraní, Ali Bagheri, la jefa de la diplomacia de la UE, Catherine Ashton, pidió ayer plazo hasta las 12.00 horas (08.00 GMT) de hoy para estudiar las propuestas de Teherán.

La postura del régimen de los ayatolás es clara: arrancar a Occidente el reconocimiento de su derecho a enriquecer uranio con fines pacíficos.

El Grupo 5+1 demanda la renuncia de Irán a enriquecer uranio hasta el 20 por ciento, como primer paso para aliviar las sanciones contra el país islámico.

"Las posturas son bastante complejas y difíciles de conciliar. No se trata solo del contenido, sino del orden en el que deben darse los pasos necesarios" para llegar a un acuerdo, constató Riabkov tras la jornada de conversaciones de ayer.

La delegación del Grupo 5+1 (EEUU, China, Rusia, Reino Unido, Francia y Alemania) ha mostrado su disposición a continuar las reuniones incluso más allá de hoy, siempre y cuando se consiga algún progreso en las conversaciones con Irán.

Sin embargo, el portavoz de política exterior de la UE, Michael Mann, ha admitido que no se han recibido señales de que la parte iraní esté realmente dispuesta a la negociación.

Desde 2006 el Consejo de Seguridad de la ONU ha aprobado cuatro baterías de sanciones comerciales, diplomáticas y tecnológicas contra Teherán a fin de forzar una postura más conciliadora por parte de la República Islámica.

Hace unos días fuentes occidentales adelantaron que las negociaciones con Irán tienen "un límite temporal" y el diálogo reiniciado este año podría terminar si la comunidad internacional cree que "no da frutos reales".