Público
Público

El grupo mexicano Zoé llega a España para "picar piedra" y ampliar su mercado

EFE

El grupo mexicano Zoé, de gran éxito en su país y en Estados Unidos, y con cuatro candidaturas a los premios MTV que se entregarán en octubre en Los Ángeles, llega a España consciente de que debe "picar piedra" para lograr idéntico reconocimiento en el mercado español.

"Venimos a picar piedra", afirma el guitarrista Sergio Acosta, durante la entrevista concedida a Efe con motivo de la publicación hoy en España del cuarto trabajo de Zoé, "Reptilectric", y de su actuación en Madrid el próximo jueves.

"Toca cambiar el chip y venir a trabajar casi de cero", añade Acosta, en la misma línea de lo que opina el cantante León Lárregui, quien comenta: "Es como recordar cuando empezábamos".

Zoé, que ha actuado con Vetusta Morla y fue galardonado en 2008 por la Academia de la Música Española con el Premio Latino Revelación, aspira a "darle más continuidad" a los conciertos en este país y hacer una gira a finales de 2009 o principios de 2010, asevera el batería Rodrigo Guardiola.

Este grupo se fundó en 1998 y tres años después llegó la publicación de su primer disco, "Zoé", al que siguieron "Rocanlover" y "Memo Rex Commander y el Corazón Atómico de la Vía Láctea". Su cuarto trabajo, "Reptilectric", se publicó en México en 2008 y ahora se edita en España.

"Creo que éste ha sido el disco más relajado que hemos hecho. El Memo Rex nos dio la paz que necesitábamos, porque fue un disco muy exitoso y para éste contamos con buen presupuesto y buena planeación", explica el bajista Ángel Mosqueda.

Phil Vinall, productor de grupos como Radiohead o Placebo, está al frente de este disco, como ya ocurrió con el anterior, algo que todos los componentes de la banda valoran positivamente, tanto que le consideran "el sexto miembro" de Zoé.

Seguidores de grupos españoles de la "movida" de los 80, como Radio Futura, Nacha Pop o Duncan Dhu, y de artistas internacionales como The Beatles, Depeche Mode, The Cure o Pink Floyd insisten en la importancia de cantar en su idioma original.

"Cuando las bandas de rock en español se traducen al inglés pierden un elemento muy importante, el sentido del humor, la identidad latinoamericana", afirma Guardiola.

Este grupo de músicos -y amigos por encima de todo-, de entre 31 y 36 años, alaba internet como medio de difusión, gracias al cual Zoé se conoce en otros países, aunque critica a la gente que se lucra con la piratería.

Y ahora busca que la "poca gente" que, según Lárregui, ha escuchado "Reptilectric" en España amplíe su número y Zoé se convierta en un habitual visitante de los escenarios españoles.

Más noticias de Política y Sociedad