Público
Público

Un guardia civil mata a su mujer a tiros en Valencia

Es la víctima número 40 de violencia de género en lo que va de año

Publicidad
Media: 0
Votos: 0


Ver mapa más grande

Una mujer, de 32 años, ha sido asesinada al recibir varios disparos efectuados por su marido, un agente de la Guardia Civil, de 39, que reside en la localidad valenciana de Utiel, han confirmado fuentes del Instituto Armado.

Los hechos se produjeron sobre las 22.00 horas de anoche en el domicilio de la pareja.

El agente se encuentra detenido y hasta el momento ninguna fuente oficial ha facilitado más datos sobre lo ocurrido. Al parecer, fu él mismo el que tras cometer el crimen confesó los hechos.

Es la víctima número 40 de violencia de género en lo que va de año, después de que ayer, un hombre apuñalase a su pareja y se entregase más tarde a la Guardia Civil en Ondara, Alicante.

Los vecinos de la mujer asesinada en Utiel han mostrado su estupor y desconcierto ante la noticia, ya que han asegurado que formaban 'una pareja feliz'.

Personas que residen cerca del domicilio familiar donde ocurrieron anoche los hechos han declarado que se enteraron de lo ocurrido cuando estaban en la feria o en un festejo que se celebraba en la plaza de toros, ya que la población está en plena celebración de las fiestas patronales.

Tras conocerse lo ocurrido comenzaron a llegar al lugar de los hechos numerosos vecinos que no daban crédito a lo ocurrido ya que, según han manifestado, ambos eran dos personas muy educadas y normales.

Las familias de ambos son 'muy conocidas', ha dicho una vecina, ya que el padre del agresor fue también Guardia Civil en Utiel y vive allí jubilado.

La víctima, de 30 años y de nombre Inma, era natural de esa localidad valenciana, y trabajaba de dependienta en dos fruterías, en el centro de la ciudad, ambas del mismo propietario.

La mujer asesinada, cuyo cadáver ha sido trasladado al Instituto Anatómico Forense de Valencia, vivía junto a su marido en la planta baja de una casa propiedad de los padres de ella, según han relatado los vecinos.