Público
Público

Guardiola reparte elogios a Eto'o y Mourinho

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El técnico del Barcelona, Josep Guardiola, dejó claro, en su comparecencia ante los medios previa al encuentro de mañana frente al Inter de Milán, que su intención es la de evitar cualquier tipo de polémica tanto con el que fue su jugador hasta la pasada temporada, el camerunés Samuel Eto'o, como con su homólogo en el banquillo italiano, el portugués José Mourinho.

De Eto'o, al que abrió las puertas de la entidad azulgrana por una falta de 'feeling', dijo que espera "saludarlo" y que le gustaría "darle las gracias" por sus cinco temporadas como barcelonista, que calificó de "regalo".

Josep Guardiola negó que el conocimiento que posee sobre el jugador haga más fácil la labor de frenarlo. "Cuando tienes enfrente grandes futbolistas las dificultades están siempre tras las esquinas, así que no puedes distraerte nunca", señaló.

Guardiola no pasó por alto al sustituto de Samuel Eto'o en el Barcelona, el sueco Zlatan Ibrahimovic, del que le gusta "su mentalidad, el querer dar siempre más".

"Ibrahimovic se está integrando mejor y estamos seguros de que, con su calidad, logrará darnos mucho. Me espero que él dé lo mejor de sí y, si hasta ahora no ha ganado la Liga de Campeones, la culpa no puede ser sólo suya, es todo el grupo el que cuenta para lograr ciertos resultados", indicó Guardiola del ex interista.

En el turno para José Mourinho, el técnico catalán explicó que, para él, es "un honor" enfrentarse a un entrenador "del prestigio" del portugués, "que ha ganado en tres países distintos".

"Ya cuando estaba en el Barcelona se veía que era bueno. No me sorprende que se haya convertido en uno de los mejores preparadores del mundo", añadió el azulgrana, quien se negó a imitar al Mourinho y adelantar el once de mañana: "Yo no lo hago nunca".

Incluso hubo elogios para el Inter, ante el que Josep Guardiola también se siente honrado por medirse a un conjunto "que ha ganado cuatro títulos ligueros seguidos".

En consecuencia, el partido a estas alturas de temporada sólo podía calificarlo de "difícil" por medirse a un rival "duro, fuerte en las acciones a balón parado, en el juego aéreo y en la posesión del balón"

En todo caso, Josep Guardiola le quitó trascendencia al encuentro, del que puntualizó que "no es decisivo para el primer puesto".

Incluso hubo flores al final para el resto de rivales de esta fase, de los que recordó que son también campeones de sus respectivos países, por lo que entiende que se trata del grupo más difícil y adelantó la posibilidad de que se den "sorpresas" ante los pronósticos que apuntan a que serán Barcelona e Inter los que se disputen la primera posición.

Guardiola, que apostó por el espectáculo deportivo en el partido de mañana, incidió en la dificultad de medirse al cuadro interista al recordar que, la pasada temporada, en la que su equipo se proclamó campeón de la Liga de Campeones, nunca se cruzó con un conjunto italiano

El deseo final del técnico catalán fue el de disponer de todos sus efectivos, algo que no ha podido hacer hasta ahora. "Con Rafa (Márquez) no hemos podido contar hasta ahora, a Andrés (Iniesta) aún le queda un poco y Zlatan (Ibrahimovic) comienza a tener el tono", concluyó.

Más noticias en Política y Sociedad