Público
Público

Hacienda y la gran empresa pactan buenas prácticas

Acordarán un código para el tratamiento fiscal de las operaciones complejas

P. GONZÁLEZ

Hacienda y las grandes empresas españolas ultiman un acuerdo para engrasar sus relaciones y evitar conflictos fiscales, basado en la cooperación y en el intercambio leal de información. Se trata de un código de buenas prácticas, que permitiría a las compañías conocer de antemano el criterio fiscal que la Administración tributaria considera que es aplicable a las operaciones, más o menos complejas, que tengan previsto realizar.

Se espera poder firmar este código de buena conducta en noviembre. El acuerdo se está negociando dentro del Foro Tributario de Grandes Empresas, que se puso en marcha el pasado verano, como órgano de encuentro y colaboración entre las principales compañías españolas y Hacienda.

En el foro están las 27 mayores empresas, cuya facturación representa casi el 40% del PIB, de todos los sectores: financiero (Santander, BBVA, Caja Madrid, La Caixa, Generalli, Mapfre); distribución (El Corte Inglés, Mercadona, Carrefour, Cofares, Inditex); construcción (ACS, FCC); energía (Cepsa, Endesa, Gas Natural, Iberdrola, Repsol YPF); transportes (Wam Acquisition, Iberia); industrial (Acerinox); motor (Michelin, Reanult, Seat); y comunicaciones (Siemens, Telefónica, Vodafone).

Ambas partes han constituido sendos grupos de trabajo (el de las empresas está dirigido por un representante de Caja Madrid) que tiene avanzados acuerdos en tres frentes: código de buenas prácticas, obligaciones formales y precios de transferencia.

La creación de este Foro de Grandes Empresas ha surgido dentro de los trabajos que se desarrollan en la OCDE, que promueve la mejora en las relaciones entre las Administraciones tributarias y los grandes contribuyentes como una vía para evitar la elusión fiscal.

Precisamente, el objetivo del código de buena conducta es evitar que las empresas realicen transacciones que Hacienda considere irregulares para evitar el pago de impuestos. La Agencia Tributaria tiene puesta su lupa sobre muchas de las transacciones de las multinacionales españolas y extranjeras, que realizan sus compras o inversiones a través de filiales en el extranjero o utilizan instrumentos financieros para rebajar la factura fiscal de la operación, y que son cuestionadas por la Inspección.

El Foro de Grandes Empresas sigue el modelo desarrollado por Holanda, que ha sido el pionero en Europa. La Administración fiscal irlandesa también ha realizado una iniciativa similar. En su caso, unas 80 de las mayores compañías irlandesas firmaron un convenio con la agencia fiscal del país, que le ha servido para detectar estrategias fiscales inaceptables y atajarlas. EEUU inició un proyecto en 2005, que tiene carácter experimental y que ha involucrado a cerca de un centenar de empresas.

Un foro abierto
Las resoluciones del foro se colgarán en la página web de la Agencia Tributaria

Burocracia
Hacienda y las grandes empresas negocian la manera de mejorar y aliviar las obligaciones formales.

Operaciones intragrupo
Otro frente de negociación afecta a los precios de transferencia; esto es, los que se fijan en las compraventas entre sociedades de un mismo grupo empresarial. Algunas empresas han utilizado estas operaciones para alterar sus bases imponibles (la cifra sobre la que se paga impuestos).

Más noticias de Política y Sociedad