Público
Público

"Han ido a por Ginés y se nos han llevado por delante"

Un imputado describe la mafia policial de Coslada como 'un grupo de amigos'

RAMIRO VAREA

Fernando J.M., uno de los 13 agentes municipales de Coslada (Madrid) que siguen en la cárcel tras la trama de corrupción policial descubierta hace una semana, no pudo reprimir su silencio cuando salió del juzgado de instrucción de Madrid.

Escoltado entre dos guardias civiles, y ante el ascensor que le trasladaba a calabozos, aseguró que el oficial jefe de la Policía Local, Ginés Jiménez, 'tenía sometido a todo el pueblo de Coslada'.

'Cuando yo tenía 10 o 15 años ya tenía miedo a Ginés', explicó este agente, a quien el juez acusa de pertenecer al grupo del Bloque, una especie de guardia pretoriana del ‘sheriff' Jiménez. Fernando J.M. defendió a sus compañeros imputados en esta supuesta red criminal, a quienes definió como 'un grupo de amigos' que quedaban para ir a cenar 'con las mujeres', tomar copas y salir de fiesta. Y restó importancia a que el Bloque tuviera bandera e himno propio: 'Eran tonterías de críos'. 'Estamos destrozados, no nos creemos lo que nos está pasando', se lamentó. Su conclusión: 'Han ido a por Ginés y se nos han llevado por delante'.

Todos los imputados en la trama corrupta de Coslada reiteraron su inocencia ante el juez Eduardo Cruz Torres. Por la mañana, el magistrado recibió a los 13 policías municipales en la sede del juzgado de instrucción número 21 de Plaza de Castilla. Ya por la tarde, emitió el auto donde ratificó la prisión provisional comunicada y sin fianza de los 13 agentes. Otros dos fueron puestos hace dos días en libertad provisional. En su comparecencia, la mayoría de ellos cargó contra Ginés Jiménez.

Uno de los jóvenes confirmó, en una entrevista exclusiva emitida por Antena 3, que 'nadie quería ponerse en su contra por represalias'. Con la voz distorsionada y sin mostrar su rostro 'por miedo a las represalias', describió cómo actuaba su jefe: 'Ginés, a todos los locales que iba, nunca pagaba. Si él iba a comer y le cobraban, al día siguiente o el mismo día, mandaba una patrulla para levantar un acta'.

Mientras, Ginés Jiménez insistió ante el juez en su inocencia. Su abogado explicó que el ex jefe de policía es 'plenamente consciente' de lo que ha sucedido, y que 'está muy preocupado por su imagen'. El ‘sheriff' abandonó los juzgados serio y sin hacer declaraciones.

Más noticias