Público
Público

Haniye pide a Egipto que abra Rafah si fracasa la propuesta de tregua

EFE

El líder del Gobierno de facto de Hamás en Gaza, Ismail Haniye, exhortó hoy a El Cairo a abrir unilateralmente el paso fronterizo de Rafah, que comunica Egipto y la franja, si Israel rechaza la propuesta de tregua de las milicias palestinas.

"Si la ocupación (israelí) no está interesada en la iniciativa egipcia, pedimos a Egipto que abra unilateralmente el paso de Rafah y rompa el cerco al pueblo palestino", indicó Haniye en un discurso televisado.

El paso de Rafah permanece cerrado desde que el pasado junio los hombres de Hamás expulsaron de Gaza a las fuerzas leales al presidente palestino y líder de Al-Fatah, Mahmud Abás, en unos enfrentamientos que dejaron un centenar de muertos.

Egipto carece de la potestad de reabrir unilateralmente Rafah conforme a los criterios del acuerdo firmado en 2005 entre Israel y la Autoridad Nacional Palestina (ANP) con la mediación del Cuarteto para Oriente Medio (EEUU, UE, ONU y Rusia).

Para que Rafah se reabriera, de acuerdo con ese pacto, haría falta que representantes israelíes, de la ANP y observadores de la UE pudieran acceder a un centro de control situado en el puesto militar de Kerem Shalom, para seguir por circuito cerrado lo que ocurre en Rafah, lo que resulta imposible desde que Hamás controla Gaza.

Aunque no es su frontera, Israel puede forzar el cierre de Rafah al impedir el acceso a la terminal de los observadores comunitarios, que viven en la ciudad israelí de Ashkelón, a escasos kilómetros al norte de la franja.

La reapertura de la terminal, así como de los pasos entre Israel y Gaza, forma parte de la propuesta de un alto el fuego de seis meses en la franja trasladada por Hamás al Gobierno de Ehud Olmert a través de El Cairo.

Una delegación de líderes del movimiento islamista palestino viajará mañana a la capital egipcia para continuar las negociaciones de esta tregua temporal.

El principal desencuentro reside en que Israel exige incluir en el trato la liberación de su soldado Guilad Shalit, cautivo desde junio de 2006 de tres milicias palestinas, entre ellas el brazo armado de Hamás, las Brigadas de Ezedín Al-Kasam.

Haniye indicó hoy en su discurso que está "deseoso de poner fin al tema de Shalit" y que esto "llevaría un minuto si el Gobierno de la ocupación (israelí) respondiera a las demandas del pueblo palestino".

Más noticias de Política y Sociedad