Público
Público

Hay medallas que ya están en casa

Los madrileños ya están disfrutando de los resultados de parte de la inversión económica

PILAR BLÁZQUEZ / JAVIER SALAS

¿Sería capaz de situar en un mapa sin dudar ciudades como Bakú, Praga, Río de Janeiro o Madrid? Pues aunque parezca mentira, a algunos miembros del Comité Olímpico Internacional les sonaba casi tan raro Madrid como Bakú la primera vez que la capital de España se presentó como candidata olímpica a los Juegos de 2012. El primer legado olímpico que nadie le puede negar ya a la capital de España es conseguir un lugar destacado en mapamundi.

"Organizando el plan urbanístico para 2001 nos preguntamos ¿Qué necesita Madrid?. En seguida nos dimos cuenta de que a la ciudad le faltaba la organización de algún acontecimiento importante", recuerda el entonces alcalde de la capital, José María Álvarez del Manzano, que reservó para ello los terrenos en los que estarían el núcleo de las actividades deportivas de unos hipotéticos Juegos.

La candidatura ha impulsado la imagen de Madrid en el mundo

Más allá de la chispa de orgullo que pueda suponer, el hito tiene una traducción económica directa: aumenta el número de turistas. El mundo ha descubierto que España tiene una ciudad más para conocer, además de la olímpica Barcelona. En los últimos ocho años, el turismo en Madrid se ha disparado un 34% y la oferta hotelera en la capital un 25%, con la puesta en marcha de 90 nuevos hoteles. "Madrid tiene un déficit en su imagen internacional muy fuerte que no se corresponde con la realidad. La candidatura ha ayudado a cambiarla, pero lo bueno sería albergar los Juegos", asegura Gildo Seisdedos, profesor del Instituto de Empresa experto en Citimarketing.

Por eso, la partida más alta de los casi 19.000 millones del presupuesto de la candidatura de 2016 (15.435 serán aportados por el Gobierno central, 1.177 por la Comunidad de Madrid y 1.720 millones por el ayuntamiento) se ha destinado a impulsar la imagen de la ciudad, uno de los puntos débiles de la campaña anterior.

Esto ha sido posible porque el trabajo duro empezó en 2012. Desde que Madrid se empeño en unir su nombre a los aros de colores, también se unió a las obras. Las infraestructuras se han llevado el 59% de las inversiones olímpicas de 2012 y 2016, y pase lo pase hoy la ciudad ha ido colgándose una medalla tras otra. Más de 200 kilómetros se han sumado a la red de carreteras de alta capacidad, la ampliación del aeropuerto de Barajas, 90 paradas de Metro nuevas y 65 kilómetros adicionales de vías para trenes de cercanías han dado el salto de calidad que Madrid necesitaba para concursar con opciones. "La red de transportes públicos, que ha crecido exponencialmente, era una de nuestras mayores desventajas al inicio de la carrera", defiende Álvarez del Manzano.

La nominación supondría la creación de 386.000 empleos

"Gracias al proyecto olímpico, desde los distintos niveles de la administración se han puesto en marcha infraestructuras y equipamientos que de otro modo no se habrían acometido", asegura David Lucas, jefe de la oposición a Gallardón en Madrid, quien reconoce que ahora la ciudad tiene "uno de los mejores sistemas de transporte público del mundo".

En el plano deportivo, la edificación y puesta en marcha de algunas de las sedes olímpicas ya están aportando ingresos, como es el caso de El Palacio de los Deportes, el Madrid Arena o La Caja Mágica. También la organización de numerosos eventos deportivos de primer orden, como la Copa Davis y el Master Series de Tenis, la Final Four, el Eurobasket y los Mundiales de Ciclismo han ayudado a vender la marca Madrid por el globo.

Ya se han construido 200 kilómetros nuevos de carreteras

"Además de los efectos directos del proyecto, hay otros efectos indirectos y multiplicadores mucho más importantes y beneficiosos", explica Seisdedos. Y es que todo este cambio también es atractivo para las empresas, que ven a Madrid con mayor atractivo para localizar sus sedes. Según el informe de impacto económico dirigido por José Antonio Herce, de Analistas Financieros Internacionales, la repercusión sobre el PIB de la ciudad sería de 18.753,58 millones en el periodo 2005-2016.

En cuanto al empleo, supondría la creación de 385.525 puestos de trabajo. Aun así, donde más impacto tendría en estos momentos que Madrid se convierta en ciudad olímpica sería en el sector de la construcción. "Serviría para impulsar todos esos desarrollos de suelo que la crisis ha paralizado y que sin Juegos no revivirán hasta dentro de cinco o seis años", explica Carlos Ferrer, director de urbanismo de Jones Lang LaSalle.

Lo que tampoco llegará si no hay suerte serán los ingresos. Las estimaciones hablan de 1.000 millones de dólares en concepto de derechos de derechos de televisión. Los patrocinadores locales pondrían en torno a los 430 millones de dólares más una aportación en especie de 286 millones.

Un anillo verde de 65 kilómetros de carril bici ya rodea la capital

Pero más allá de los beneficios económicos, 2016 ha dejado, según los expertos, una medalla de oro en la colaboración entre sector público y privado para beneficiar la actividad económica. "Con la creación del Club 16, que lidera el patrocinio de la candidatura, el Ayuntamiento de Madrid y los empresarios han aprendido una provechosa forma de hacer negocios que será muy provechosa en el futuro", explica José Antonio Herce.

En el marco del proyecto madrileño de realizar unos Juegos Olímpicos "de las personas", se han cerrado importantes brechas en la ciudad, como el soterramiento de la carretera radial M-30 y la peatonalización de numerosos enclaves de la ciudad. Además, para hacer creíble la apuesta por la sostenibilidad, se ha creado un anillo verde ciclista de 65 kilómetros en torno a la zona metropolitana. En 2005, el actual alcalde Alberto Ruiz Gallardón defendía que la candidatura era "la gran oportunidad para transformar Madrid". Hoy, como dice su predecesor, "en el peor de los casos, la ciudad ya ha ganado. El beneficio para los madrileños ya está hecho".

Fiesta en la Plaza de Oriente
Pantallas gigantes
El Ayuntamiento de Madrid ha preparado una gran fiesta en la Plaza de Oriente, con pantallas gigantes, conciertos y actividades de animación, para todos aquellos que quieran reunirse para seguir la presentación de la candidatura en Copenhague y la decisión del COI sobre la sede olímpica de 2016. En la explanada que hay frente al Palacio Real se encenderán las dos pantallas gigantes que retransmitirán la presentación de la candidatura madrileña y la decisión del COI en el auditorio Bella Center de Copenhague.

Conciertos
Animación con dj
En la misma plaza se ha colocado un escenario de diez metros desde el que Carlos Moreno, locutor de radio conocido como ‘El Pulpo’, e Inés Romera, reportera de Madrid Directo, animarán la fiesta e irán dando paso las actuaciones de los grupos Jazzing Flamenco, Michi on the mic, Grupo Dixieland Madrid y Miss Caffeína.

Actividades
Malabaristas y zancudos
La plaza estará repleta de actividades de animación con zancudos, equilibristas, malabaristas y una lona gigante (de 10 por 6 metros) para que los madrileños dejen su huella de apoyo a la candidatura . Además, se habrán dispuesto 2016 cubos de Rubik para que los asistentes elaboren un mosaico con el logotipo de la candidatura. Cuando los cubos se hayan resuelto se mezclarán y colocarán sobre una superficie plana de forma que se forme una imagen utilizando los colores de los cubos como píxels.

Horarios
Presentación y elección
La presentación de la candidatura de Madrid se iniciará a las 14.45 horas y a esa hora está previsto que estén ya en la Plaza de Oriente todos los miembros de la Corporación municipal que no han viajado a Copenhague. El resultado de la votación se sabrá entre las 18.30 y las 19.00 horas.