Público
Público

Lo último que hizo fue salvar a su mujer

Un conductor ebrio segó la vida de un trabajador al que sólo le quedaba un año para jubilarse

MANEL BUGUEDA

Como muchos andaluces, Juan emigró a Catalunya con tan sólo cinco años. Su familia se instaló en Capellades, cerca de Igualada. Más tarde él se iría a vivir a Santa Margarida de Montbui con su mujer.

Trabajaba en Igualada en una papelera y era muy querido por sus compañeros. Acababa de cumplir los 59 años y le quedaba tan sólo uno para jubilarse. Había sido miembro del comité de empresa e incluso concejal. Los sábados los dedicaba a los nietos.

El domingo 16 fueron a visitar a su hermana, que está delicada de salud, en La Torre de Claramunt, una zona de urbanizaciones.

'A toda pastilla' 

Juan estaba charlando en la calle con su mujer y sus sobrinos cuando, según cuenta su familia, vio salir de la curva a un coche 'a toda pastilla'. Sólo le dio tiempo de apartar de un empujón a su mujer. Él recibió el principal impacto, que fue mortal. Su mujer acabó en el hospital en estado grave. Probablemente su marido le salvó la vida.

Cuando los Mossos d'Esquadra llegaron e identificaron al conductor, confirmaron que iba bebido. Pero no sólo eso. Ese mismo día a las siete de la mañana, la policía ya le había parado conduciendo con alcohol en la sangre. Danny Efrain L.C., de 29 años, de nacionalidad ecuatoriana, está acusado de homicidio imprudente. La familia de la víctima no lo olvida. Aseguran que pasaba de todo y ni siquiera se disculpó.

Más noticias