Público
Público

Un hombre mata a su pareja y se suicida en San Vicente del Raspeig (Alicante)

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un hombre de 40 años ha matado a golpes a su mujer, de 43, y se ha suicidado en su domicilio de San Vicente del Raspeig (Alicante), según apuntan los primeros indicios de la investigación, han informado hoy a Efe fuentes próximas al caso.

Los cuerpos de la pareja, de nacionalidad ecuatoriana han sido hallados hoy en una vivienda del número 67 de la calle Reyes Católicos al parecer por uno de sus tres hijos, que habría encontrado los cadáveres en el suelo sobre las doce del mediodía.

Este nuevo caso de violencia machista eleva a 23 el número de mujeres que han fallecido en lo que va de año a manos de sus parejas o exparejas.

Según los datos estadísticos elaborados por el Gobierno, y a falta de registrar el caso de San Vicente de Raspeig, sólo dos víctimas habían presentado una denuncia previa contra sus agresores, lo que la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, ha considerado hoy "llamativo" y "preocupante" durante su participación en un acto público en Madrid.

Fuentes cercanas al caso de San Vicente de Raspeig han explicado que se cree que el hombre tenía una orden de alejamiento sobre la mujer y han añadido que "todos" los indicios apuntan a que se trate de un caso de violencia machista.

La autoridad judicial ha ordenado el levantamiento de los cadáveres y su traslado al Instituto Anatómico Forense, donde se les practicará la autopsia.

Según han dicho a Efe fuentes municipales, los servicios sociales del ayuntamiento de San Vicente del Raspeig ya se han hecho cargo de los dos hijos de la pareja que son menores de edad.

En un comunicado, la alcaldesa de San Vicente del Raspeig, Luisa Pastor, en nombre de la corporación municipal, ha expresado su "más enérgica repulsa y condena" por la muerte de la mujer presuntamente en un episodio de violencia de género.

El Ayuntamiento de San Vicente ha convocado para mañana, a las 13.00 horas, cinco minutos de silencio ante las puertas de la casa consistorial en señal de repulsa.