Público
Público

Los hoteleros consideran que la temporada baja va a ser larga y muy corta la alta

EFE

Los hoteleros españoles prevén que la temporada baja va a ser muy larga, y la alta muy corta, este verano (de mayo a octubre) en comparación con otros años por la situación de crisis económica que está afectando directamente al sector.

El presidente de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT), Juan Molas, indicó en el acto de presentación del Observatorio de la Industria Hotelera correspondiente a este cuatrimestre, que antes había una temporada alta larga, una media normal y una baja corta, y que ahora han cambiado los hábitos.

No obstante, Molas afirmó que los hoteleros "no van a tener pérdidas", y quizás "si menos beneficios", pero aseguró que si bien puede alguno que sufra, en términos generales "me reafirmo" en que no se van a producir pérdidas.

Los precios de los hoteles han caído, según el presidente de CEHAT, un dos por ciento de cara al tercer trimestre del año, mientras que la rentabilidad lo hace en una media de entre un 12 a un 15 por ciento, por lo que a su juicio "estamos en un momento muy complicado".

En cuanto a la situación de algunas zonas españolas de cara al verano, la CEHAT se muestra preocupada por Menorca, Lanzarote y Fuerteventura, donde hay fuertes caídas de reservas, aunque sí ha mejorado en la costa mediterránea y Mallorca.

Molas se refirió también a la caída de llegadas de turistas a España, que en marzo se hablaba de un descenso de hasta un 20 por ciento, y que ahora está en un 15 por ciento menos, y se mostró preocupado por los países competidores como Turquía, Egipto y Croacia, así como por los emisores, con una disminución del Reino Unido y un mantenimiento de Alemania.

Otro problema que está soportando el sector por la crisis se refiere a la caída del empleo, ya que el turismo da trabajo a 1,5 millones de personas, de las que aproximadamente medio millón se contratan para el verano, y "este año, a 15 de junio, esa contratación ha caído un 11 por ciento".

Es decir, que hay 55.000 personas que no han sido contratadas, y aunque "esperamos que esa cantidad caiga, lo más seguro es que durante esta temporada la caída final será más suave, sobre un 6 por ciento".

El presidente de CEHAT aprovechó la rueda de prensa de presentación del informe para recordar las peticiones que se hicieron al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, el pasado 28 de mayo, y la promesa que hizo éste de convocar un Consejo de Ministros monotemático dedicado al turismo.

Entre otras medidas, Molas dijo que había solicitado que se retrasase el pago del IVA del 2º, 3º y 4º trimestre de este año a plazos en 2010 y 2011, que se flexibilizase las tasas aeroportuarias, que se llevase a cabo una reforma laboral de acuerdo con los sindicatos y la Administración.

Asimismo, Molas solicitó que se llevase a cabo una coordinación entre las diferentes administraciones y el empresariado privado a la hora de llevar a cabo campañas de promoción en el extranjero, porque "a veces va cada uno por su cuenta", y eso "perjudica a todos".

El informe del Observatorio presentado hoy y realizado en colaboración con PricewaterhouseCoopers, apunta a que los hoteleros españoles prevén una temporada turística con resultados inferiores a 2008, con una caída de pernoctaciones de un 15,8 por ciento, de la estancia media en un 17,2 por ciento.

En cuanto a los precios medios y la rentabilidad, la caída prevista para este periodo en relación con el año anterior es de un 24,1 por ciento y un 10,8 por ciento, respectivamente.

Ante ello las expectativas del sector es la de tomar medidas correctoras, aunque se es consciente de que igual que el turismo ha sido el último en entrar en crisis, puede ser el primero en salir de ella.

Más noticias de Política y Sociedad