Público
Público

Implantan un soporte metálico coronario a un bebé de diez meses

EFE

Un equipo de cirujanos del Hospital Doce de Octubre ha implantado un soporte metálico ("stent") coronario a un bebé de diez meses, que desde su nacimiento padecía un estrechamiento de la válvula aórtica

El centro ha informado hoy de esa operación que se ha buscado como solución después de que al pequeño se le tratara con un cateterismo cardiaco y después con un traslado de la válvula pulmonar sana a la válvula aórtica enferma y sustitución de la válvula pulmonar por un conducto.

No obstante, en la evolución se le diagnosticó un estrechamiento en este conducto, por lo que los especialistas optaron por poner esos stents, que son dispositivos metálicos que se introducen en las arterias para dilatar zonas de estrechamiento.

Durante su implantación, el niño sufrió una isquemia coronaria -insuficiencia de riego sanguíneo al corazón- que obligó a ponerle en asistencia circulatoria extracorpórea -un sistema que bombea la sangre desde fuera del cuerpo supliendo la función del corazón-.

La vida del bebé llegó a correr peligro, con el añadido de que no existen stents diseñados para bebés, por lo que se recurrió a uno de adulto.

Después de tres horas utilizando diferentes catéteres se consiguió entrar en la coronaria que se había estrechado con uno diseñado para hacer angiografías en la arteria mamaria y dilatarla con el stent.

Fueron necesarias alrededor de diez horas para concluir el procedimiento y en la actualidad el bebé evoluciona favorablemente.

Más noticias de Política y Sociedad