Público
Público

El imputado Fabra sí que pone la mano en el fuego por Camps

Fabra está imputado por fraude fiscal, malversación de fondos, tráfico de influencias, falsificación de documento público y otros cinco delitos en una instrucción que dura ya cinco años

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de la Diputación y del PP de Castellón, Carlos Fabra, ha afirmado este jueves que en la Comunitat Valenciana 'nadie pone en tela de juicio la honestidad y honradez' del presidente de la Generalitat, Francisco Camps, y ha sentenciado que él sí pone 'la mano en el fuego' por Camps.

Carlos Fabra ha hecho estas declaraciones en la localidad castellonense de Onda, al ser preguntado por las informaciones que anuncian que la fiscalía implica a Francisco Camps en la trama de corrupción que investiga el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón.

Fabra ha afirmado: 'Estamos en tiempo de cacería y la cacería continúa indiscriminadamente para todos, con gran satisfacción por parte del PSOE, por parte de aquellos que la han promovido'.

'Como no tengo absolutamente ninguna duda, yo sí pongo la mano en el fuego por el presidente Camps, seguro', ha añadido en declaraciones a los periodistas.

Según Fabra, 'uno puede estar de acuerdo con el presidente Camps -sobre- si hace grandes proyectos o no, si atiende más o menos a los municipios de la provincia, si su plan Camps va a ser más o menos efectivo. Se podrá estar, como yo a veces, más contento o más descontento de sus miembros del gobierno', pero 'nadie pone en tela de juicio la honestidad y la honradez del presidente Camps'.

Este asunto, ha añadido Fabra, 'desde luego, quedará absolutamente aclarado. En cualquier caso esto se revolverá contra quienes lo han promovido, porque la impunidad de golferías de este tipo no suelen quedar impunes'.

Fabra, que fue reelegido líder del PP en Castellón con el 98,83%, está imputado por fraude fiscal, malversación de fondos, tráfico de influencias, falsificación de documento público y otros cinco delitos en una instrucción que dura ya cinco años.

Más noticias en Política y Sociedad