Público
Público

Indicios relacionan tabaquismo con cáncer de garganta y estómago

Reuters

Por Amy Norton

Los fumadores son propensos adesarrollar ciertos tipos de cánceres de garganta y estómago,aún varios años después de haber dejado de fumar, según muestraun nuevo estudio.

Al combinar los resultados de 33 estudios publicados, unequipo de Italia halló que los fumadores eran dos veces máspropensos que los no fumadores a desarrollar cáncer, ya sea enel esófago o en una parte del estómago llamada cardiasgástrico.

En algunos de esos estudios, el riesgo de desarrollarcáncer de esófago se mantuvo alto aunque los participanteshabían abandonado el cigarrillo décadas atrás. Los doscánceres, llamados adenocarcinomas, son relativamente raros enOccidente. Pero en las últimas décadas, las tasas aumentaron enEstados Unidos y Europa, quizás por el aumento de la obesidad.

El tabaquismo es un factor de riesgo de ambos cánceres.

Pero los nuevos resultados ofrecen una "mejor estimación"de los riesgos, según sostuvo la doctora Eva Negri, delInstituto de Investigación Farmacológica Mario Negri, deMilán.

También sugieren que el nivel de riesgo seguiría alto porun tiempo tras dejar el cigarrillo. "Dejar de fumar es muybueno a cualquier edad, pero parece que el riesgo dedesarrollar estos cánceres disminuye lentamente", indicó Negripor e-mail.

Según publica Epidemiology, el equipo de Negri reunió losresultados de 33 estudios publicados. En la mayoría se habíancomparado grupos reducidos de pacientes con tumores de esófagoo cardias gástrico con grupos sin cáncer. En tres estudios sehabían seguido grupos grandes de adultos para detectar losnuevos casos de esos tumores.

El equipo observó que los fumadores tenían el doble deriesgo de desarrollar cualquiera de esos dos tumores que losque nunca habían fumado.

Y ese riesgo seguía siendo un 62 por ciento más alto en exfumadores que en los no fumadores. En algunos estudios, elriesgo extra de desarrollar cáncer de esófago se mantuvo hasta30 años después del abandono del hábito de fumar.

Según American Cancer Society, el estadounidense promediotiene posibilidades de uno en 200 de desarrollar cualquier tipode cáncer esofágico en su vida y posibilidades de uno en 114 dedesarrollar alguna forma de cáncer estomacal.

En cambio, la posibilidad general de desarrollar cáncerpulmonar es de uno en 13 para los hombres y de uno en 16 paralas mujeres. En los fumadores, ese riesgo puede ser aún mayor.

Los estudios disponibles para el análisis no pueden probarque el tabaquismo cause adenocarcinoma de esófago o de cardiasgástrico. Para eso, los autores deberían haber expuesto aalgunas personas al humo del cigarrillo durante años paracomprobar los efectos, pero eso es algo éticamente imposible derealizar.

Aun así, el equipo sostiene que el nivel de riesgoobservado les da a los fumadores otro motivo para dejar defumar y a los no fumadores, para no empezar.

FUENTE: Epidemiology, online 16 de febrero del 2011.

Más noticias de Política y Sociedad