Público
Público

Indiferencia en Dinamarca ante un dibujo satírico de los príncipes Federico y Mary

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La indiferencia es la única reacción en Dinamarca ante la difusión desde Australia de un retrato satírico de los príncipes herederos, Federico y Mary, en el que aquél aparece en ropa interior bebiendo cerveza y ella amamantando a su hija.

El retrato, hecho por un ferroviario australiano y que el pasado lunes ganó el premio Bald Archy de dibujos satíricos, muestra a Federico en calzoncillos, con una cerveza en su mano derecha y tocándose los genitales con la izquierda, escoltado por dos pequeños diablos de Tasmania, la isla australiana de donde es originaria su esposa.

A su derecha, Mary, mucho más gorda que en la realidad, en camisón y en bata, le da el pecho a su hija, la princesa Isabella.

El príncipe Christian, el primogénito de la pareja, desnudo y sentado sobre un orinal, mientras se rasca la nariz con un el dedo índice, cierra la composición.

Varios medios escritos daneses difunden hoy en páginas interiores el retrato como anécdota simpática, algo normal en un país acostumbrado al ejercicio de la sátira que no respeta ni a políticos ni a la familia real, y donde la libertad de expresión es considerada un valor sagrado.

El ejemplo más conocido fuera de Dinamarca es el caso de las "viñetas de Mahoma", publicadas en septiembre de 2005 por el diario "Jyllands Posten" y que causaron una crisis internacional con el mundo islámico, que vive desde hace unas semanas un nuevo repunte.

Pese a las fuertes presiones, ni el diario pidió disculpas, ni el Gobierno quiso interferir en la labor de los medios, ni los tribunales daneses consideraron que su acción fuera delictiva.

En el caso del retrato de los príncipes, no ha habido ni se espera ninguna reacción oficial, mucho menos de la Casa Real, que nunca se pronuncia en este tipo de temas.